Yby pochy: postales trágicos de la tierra en el 2010

La depredación ambiental del ser humano amenaza la vida en el planeta. 

Los cambios climáticos, expresión de la voracidad del ser humano por los recurso naturales y energéticos, tuvo nefastas pero previsibles consecuencias en diversas partes del mundo en este año que termina.

Este año se han registrado catástrofes de gran magnitud que causaron alrededor de 260.000 muertes, según los principales centros de estudios de desastres naturales del mundo. También produjeron severos daños materiales y económicos,  sobretodo en países con alto nivel de pobreza.

A comienzos de 2010 un terremoto devastó Haití, ocasionando más de 220 mil muertos, 250 mil heridos y un millón de personas perdieron su hogar. El sismo destruyó gran parte de la estructura edilicia del país caribeño.

En el mes de febrero, Chile fue víctima de un terremoto de mayor magnitud al de Haití; sin embargo, por su densidad poblacional, mejores infraestructuras y bajo nivel de pobreza se reportaron menos de 1000 muertes. No obstante hubo importantes daños materiales.

Tornados aparecen cada vez con más frecuencia e intensidad

En agosto Pakistán sufrió una de las peores inundaciones de su historia, aproximadamente 1.600 personas perdieron la vida, y generó graves perdidas para la agricultura.

Rusia, país donde reina normalmente el clima frío, se vio envuelta en una ola de calor que alcanzó los 43 grados, algo que escapó de la imaginación de los rusos porque nunca antes el calor habia llegado a esos niveles. El calor en Rudia ha sido calificada como la peor ola de calor en mil años. Los incendios forestales consumieron casi 750 mil hectáreas de bosques. Más de 700 personas murieron a causa del citado fenómeno natural.

Los terremotos registrados en China, Turquía e Indonesia revelaron que este año es el de mayor actividad sísmica de la década. El terremoto en Indonesia provocó un nuevo Tsunami, matando a más de 500 personas, mientras que en China fueron 400 los fallecidos, y miles de demnificados.

Las inundaciones mataron a más de seis mil 300 personas en 59 países hasta septiembre, de acuerdo con la Organización Mundial de Salud. Estados Unidos, China, Italia, India, Colombia y Chad se vieron azotados por inundaciones.

El súper tifón Megi, con vientos de más de 320 kilómetros por hora (200 mph), devastó Filipinas y partes de China.

Tan solo en América aproximadamente 40 millones de personas fueron afectadas por los desastres naturales ocurridos durante esta década.

Comentarios

Publicá tu comentario