«Ya no tenemos chicos que consumen cola de zapatero, hoy se instala el crack como droga principal”

El director del Centro Nacional de Control de Adicciones, Manuel Fresco, explicó que hace unos 6 o 7 años comenzaron los primeros casos de consumo de crack, especialmente en la frontera, y que luego se extendió de manera rápida, considerando que su venta genera un gran negocio, desplazando incluso a otras sustancias anteriormente muy utilizadas.

Moñitos de crack. Foto: Senad.

Con el paso de los años la problemática de la drogadicción se volvió una epidemia difícil de controlar, más aún con la aparición del crack, según informó el Centro Nacional de Control de Adicciones.

El director del Centro Nacional de Control de Adicciones, Manuel Fresco, explicó que hace unos 6 o 7 años comenzaron los primeros casos de consumo de crack, especialmente en la frontera, y que luego se extendió de manera rápida, considerando que su venta genera un gran negocio, desplazando incluso a otras sustancias anteriormente muy utilizadas.

“Ahora, por ejemplo, ya no tenemos chicos que consumen la antes famosa “cola de zapatero”,  y hoy se instala el crack como la droga principal”, destacó el médico.

Esta droga produce una compulsión muy fuerte al consumo, “sus efectos duran más o menos media hora, y luego la persona necesita consumir más y más, solo la nueva dosis calma al usuario”, refirió el doctor en cuanto a la adicción que genera.

Fresco manifestó que la droga es causante de un cuadro pulmonar denominado “pulmón de crack”, muy severo, a tal punto que la persona puede llegar a fallecer, asimismo causa severos trastornos psiquiátricos.

El Centro Nacional de Control de Adicciones cuenta con dos niveles de internaciones, una para menores de 15 años, y otras para personas de 15 a 40 años.

“En la población de menores, tenemos pacientes desde los 8 años, niños de calle, con un nivel de vulnerabilidad especial”, expresó.

El profesional de blanco dijo que la dependencia a esta droga (crack) es crónica, que no se cura, lo que hace que las recaídas sean parte del problema. “Todos los problemas de dependencia son difíciles de recuperación permanente. Los nuevos episodios de consumo son parte de la recaída y se plantea el tratamiento con los grupos de autoayuda”, concluyó.

Fuente: IP Paraguay.

Comentarios

Publicá tu comentario