Violaciones Made in Canadá

A propósito de las intenciones de Río Tinto Alcan.

Por Por Walter Laupichler desde Canadá

El asesino le disparó a la cabeza a quemarropa, la bala le entró cerca del ojo derecho, la llevaron a la clínica más cercana y luego al hospital, su condición actual es desconocida.

No estamos hablando del atentado en Arizona contra la congresista demócrata Gabrielle Giffords, nos estamos refiriendo al que sufrió Doña Teodora Antonia Hernandez Cinto en la ciudad de San José Nueva Esperanza, en Guatemala.

Si el crimen de Giffords fué el de resistir la ofensiva ultraconservadora del Tea Party el de Doña Teodora fué el de ser parte del movimiento indígena que se oponía a una mina de la corporación canadiense Golcorp.

Doña Teodora Antonia Hernandez dirigente indígena herida de bala por reclamar sus derechos ancestrales

Al igual que la congresista americana, Doña Teodora venía recibiendo amenazas desde hacia tiempo; ella por haber participado en la lucha por el derecho al agua en sus territorios ancestrales cuando Goldcorp intentó ocupar el territorio y las fuentes de agua de la comunidad. Un par de días antes, el 5 de julio, las dos hijas de otra organizadora de la comunidad en oposición a la mina, Gregoria Crisanta Pérez, venían caminando de vuelta de la escuela cuando un vehículo de la compañía trato de atropellarlas.

Aquellos que siguen creyendo la narrativa de un Canadá socialdemócrata, tecnológicamente responsable y comprometido con la paz mundial deberían ponerse al día.

En un articulo sobre la interacción-retroalimentación que existe entre el discurso político que moldea la opinión publica y la responsabilidad social de aquellos canalizados a través de los medios de comunicación de masas, en reacción al atentado en Arizona, la periodista canadiense Linda McQuaig puntualizó hace un par de días a los lectores del Toronto Star que en Canadá no hay nada que envidiarles a los EEUU con su Tea Party y su SarahPalin.

Recordándoles que Tom Flanagan, asesor del Primer Ministro canadiense Stephen Harper. En dialogo con el periodista Evan Solomon de la cadena CBC opinó en relación a las filtraciones de wikileaks que Julian Assange “debería ser asesinado. Pienso que Obama debería poner precio a su cabeza y quizás usar un avión no tripulado o algo así”. McQuaig agregó que Janet Reymond, una televidente, le había enviado un correo electrónico a Flanagan protestando por su llamado al asesinato y recibió como respuesta otro, anónimo, que decía “es mejor que tenga cuidado, sabemos donde vive”. Tom Flanagan sigue enseñando Ciencia Política en la Universidad de Calgary sin problemas.

Tom Flanagan asesor del Gobierno canadiense propuso asesinar a Julian Assange

Goldcorp no es la única corporación minera canadiense adepta del “método Flanagan”, unos días antes del atentado contra Doña Teodora, el Departamento Especializado Contra el crimen Organizado (DECO) de El Salvador, conjuntamente con la Subdirección de Investigaciones de la Policía Civil Nacional, capturaron a una docena de sospechosos involucrados en el asesinato de los Ambientalistas Ramiro Rivera Gómez y Dora Sorto.

Recinos quienes fueron brutalmente asesinados a tiros en diciembre del 2009 en la ciudad de Trinidad, Sensuntepeque (Cabañas).Las autoridades se esforzaron por cerrar el caso rápidamente para disculpar a la corporación minera Pacific Rim a pesar la enorme cantidad de elementos presentados por la comunidad que demuestran lo contrario y el hecho de que entre los detenidos habia una cantidad sospechosa de ex-empleados y simpatizantes de la mina canadiense.

La Mesa Nacional contra la Minería Metálica de El Salvador culpa a Pacific Rim por la intensificación de la violencia en la región aledaña a la mina de oro, “Cabañas —a pesar de su alto nivel de pobreza y exclusión— era uno de los departamentos menos violentos del país, pero esto cambió con la presencia de la empresa minera en cuestión” y denuncia que las autoridades no extienden su investigación a otros crímenes cometidos en la región, como las amenazas de muerte a los periodistas de la Radio Victoria o a Neftalí Ruiz y Francisco Pineda del comité Ambiental de Cabañas así como el intento de asesinato del Padre Luis Quintanilla.

Gustavo Marcelo Rivera Moreno era un ambientalista, promotor cultural y dirigente político, por su oposición a la mineria fue desaparecido, torturado y asesinado en junio de 2009. Los asesinos materiales fueron condenados a 40 años de carcel. Luego del proceso La Mesa expresaba “fue difícil, pues desde el inicio las autoridades fiscales y policiales omitieron investigar a los responsables intelectuales, definieron el caso como de delincuencia común y capturaron únicamente a pandilleros que actuaron como sicarios. Luego, la audiencia inicial fue suspendida tres veces; pero finalmente el proceso concluyó con la condena de los asesinos materiales

A pesar de que el periodismo oficial paraguayo, repitiendo el discurso del gobierno, sigue refiriéndose a los proyectos mineros como parte del mundo de los negocios, para las comunidades afectadas los proyectos mineros canadienses son parte de un mundo criminal impune. La industria minera canadiense se presenta a través de sus emisarios y propagandistas como una industria estratégica que provee oportunidades de inversión, repatriación de capital, creación de fuentes de trabajo en industrias primarias y secundarias, e incentivos a la innovación tecnológica.

La realidad es otra, la industria minera canadiense es responsable de impactos negativos profundos a todos los niveles, la destrucción y contaminación del medio ambiente, la formación de lagunas toxicas con desechos resultantes de los procesos de lixiviación, el desplazamiento de poblaciones enteras, el aumento de la corrupción y la violencia intra-comunitaria y violaciones a los derecho humanos.

Es más, algunas corporaciones mineras canadienses podrían ser acusadas de crímenes de guerra en algunas regiones de África y Oceanía. Son estas corporaciones las que el gobierno pretende dejar entrar al Paraguay.

De acuerdo a un reporte encomendado por la Asociación de Buscadores y Desarrolladores de Proyectos de Canadá (PDAC, Prospectors & Developers Association of Canada) en 2009 y guardado en secreto hasta que MiningWatch Canada lo hizo público recientemente, las compañías mineras canadienses están implicadas cuatro veces más que las compañías mineras de otros países en violaciones de Responsabilidad Social Corporativa (CSR).

No es por casualidad que la Red Abya-Yala De Coordinación Anti-minera celebra en todo el mundo el Día Global de Acción Contra las Minas a Cielo Abierto frente a las embajadas de Canadá. La RED se formó en Toronto donde representantes de comunidades afectadas decidieron unir sus esfuerzos para contrarrestar el silencio de los medios sobre los crímenes y la impunidad reinante.

Debido a las cuantiosas investigaciones de organismos de derechos humanos un proyecto de ley, el Bill C-300 fue presentado por el diputado Liberal John McKay. El proyecto de ley C-300 implementa una serie de recomendaciones claves del informe Final de las Mesas Redondas sobre la Responsabilidad Social Corporativa. Las recomendaciones reflejan el consenso del grupo consultivo que contó con representantes de la industria y de la sociedad civil incluyendo MiningWatch Canadá.

En caso de aprobación, la ley C-300 crearía:

• Normas sobre los derechos humanos, los derechos laborales, y el medio ambiente con las cuales las empresas extractivas canadienses que reciben apoyo del gobierno deben cumplir cuando operan en países en desarrollo;

• Un mecanismo de denuncia que permitirá a los miembros de las comunidades afectadas en el extranjero, y los canadienses, presentar denuncias contra empresas que parecen estar violando esas normas;

• Una posible sanción hacia las empresas que se encuentran fuera del cumplimiento de las normas, en forma de pérdida del apoyo financiero y político del gobierno.

Lamentablemente el 27 de octubre del 2010 en la Cámara de los Comunes canadiense el poder corporativo pudo más que la seguridad humana y ambiental y el proyecto de Ley C-300 fue rechazado.

Ese día, en el innoble recinto en que se frustró la esperanza de miles de organizadores comunitarios, organizaciones de la sociedad civil de Canada y del mundo, ambientalistas, juristas, comunidades aborigenes y victimas demandantes de reparación, se pudo escuchar a través del micrófono “Honorables senadores, les señalamos la presencia en la tribuna de su Excelencia Luis Federico franco Gómez, vice-presidente de la Republica del paraguay. Está acompañado de una delegación parlamentaria que comprende al senador Mario Cano Yegros del Senado del Paraguay y la diputada Mirta Ramona Mendoza Diaz de la Camara de Diputados del Paraguay, asi como su Excelencia Manuel Schaerer Kanonnikoff, el distinguido embajador del paraguay en Canadá. En nombre de todos los senadores les deseamos la bienvenida al Senado de Canadá, Bravo!

Edificante manera de prepararse a conmemorar el bicentenario…

Enlaces

McQuaig: In the crosshairs of the right: http://www.thestar.com/opinion/editorialopinion/article/919414–mcquaig-in-the-crosshairs-of-the-right
Assasinate Julian Assange: http://www.liveleak.com/view?i=333_1291372894
Bill C-300: http://www2.parl.gc.ca/HousePublications/Publication.aspx?Docid=3658424&file=4
Carta de 39 organizaciones de derechos humanos de America Latina en apoyo al proyecto de ley C-300: http://www.miningwatch.ca/sites/miningwatch.ca/files/Carta_de_respaldo_ley_C-300.pdf

Comentarios

Publicá tu comentario