- E’a - http://ea.com.py -

Vidal Vega: “Marina Cue debe ser asentamiento humano y campesino”

Posted By Julio Benegas On diciembre 16, 2012 @ 7:43 am In Destacados,Política,Reportaje | No Comments

(Reportaje [1]) Semanas antes de su muerte a manos de los sicarios, Vidal Vega [2] me había concedido una entrevista [3] filmada (ver video [4] abajo) en su casa de Ybypytâ [5], Curuguaty. En esta, Vidal se jugaba la vida por su comunidad, por la tierras de Marina kue que reivindicaba y denunciaba a la mafia política y judicial. 

 

[6]

Fuente: enlacecritico.com

Vidal Vega, abatido por balas sicarias el 1 de diciembre, sabía que aquel desalojo que provocó la muerte de 17 personas el 14 de junio de 2012 era a todas luces ilegal. Dos veces secretario de la comisión sin tierras, conocía al dedillo que Marina Kue pertenecía al Estado paraguayo, que Campos Morombi en vano intentó legalizar la usupación a través de un juicio fallido y planteaba sin ambages que este terreno debía ser asentamiento humano. Abiertamente se jugó la vida en favor de la comunidad campesina más afectada: Ybypyta.

Ya en la tardecita del 14 de junio de 2012 el mundo de Yvypyta enrareció. La noticia corría de puerta en puerta. “Outama la desalojo che ama”, le dijo Vidal Vega a su mujer. Montó la moto y salió a la ruta a observar aquel espectacular despliegue policial.  En la tardecita del 14 ya estaban acampando en el portón principal de acceso a Marina Kue los 42 efectivos del Grupo Especial de Operaciones, unas 25 patrulleras al costado de la ruta principal y la policía montada. El presentimiento de que algo muy grande ocurriría lo asaltó. El sabía que esta vez muchos ocupantes habían decidido morir por aquel pedazo de tierra y también recordaba que ni el desalojo del 2010, en el que  metieron presos a 49 personas, presentaba ese cuadro operacional de la Policía Nacional. Por qué Marina kue había adquirido tanta importancia, se preguntó entonces, al memorar que desde un mes y medio atrás ya estaban acampados un pelotón del grupo de operaciones especiales y otras tantas más de otras unidades policiales. “Ndaha’avéima peteî desalojo común ni naha’eveima problema judicial. Che amanejalája koa ha’ema golpe político-ra, porque más de un mes 100 a 150 policías orrodea, orronda, oreko hikúei peteî estrategia. Ha upe día-pe oinunda hikúei”, nos contaría después. Aquel majestuoso despliegue mantuvo en vigilia a varias familias de Ybypyta en la noche del 14 de junio y a la madrugada del 15 el minucioso recorrido de rebuscarse virutas para la fogata y hierbas para el mate se alteró completamente. Más de un centenar de personas de Yvypyta observó ese desplazamiento de las cuatro de la mañana. El teléfono de Vidal Vega, reconocido activista social en la zona, no paraba de sonar. La desesperación se había apoderado de las familias de Ybypyta.

Vidal Vega sabía mucho. Hábil, con muchos contactos en la policía local, había incluso accedido a vídeos que mostraban el momento en que caían los campesinos, cuestión que en las imágenes de televisión del primer día y de los días posteriores nunca fue emitida. Y estaba seguro de que la matanza de Marina kue formaba parte de un plan urdido para derrocar al presidente Fernando Lugo. Cómo se explica entonces, se preguntaba, aquel operativo jamás visto de sacar de una ocupación a un grupo de 54 personas con ese despliegue policial. Vidal se enteró del operativo el día anterior cuando sus vecinas enfermeras fueron convocadas, cuando observó el desplazamiento en la noche del 14 de junio de tres grandes colectivos con los efectivos traídos de Ciudad del Este, cuando vio desfilar cuatro ambulancias, cuando escuchó el sobrevuelo tempranero del helicóptero; todo esto ya eran para él señales de malos augurios.

Vidal conocía la intimidad de aquella ocupación, la historia de esas tierras, la decisión de los antiguos ocupantes de aferrarse a su parcela y al dedillo manejaba el expediente 135504 del Indert. Es el expediente de la Comisión Vecinal de Sintierras de Naranjaty que él tramitaba. Tanto sabía que de un santiamén nos contó el número de expediente de memoria, nos dijo que esa tierra fue donada a las Fuerzas Armadas en el 66, que Nicanor Duarte Frutos transfirió al Indert  en el 2004 para Reforma Agraria, que Campos Morombi intentó legalizar la usurpación con un juicio que salió a nombre de otra finca, que el abogado Víctor Peña Gamba, tres años después, en vano quiso corregir, y que, por lo tanto, y en consecuencia, esa tierra es del Estado paraguayo, únicamente del Estado Paraguayo y debía ser distribuida a la Comisión de Sintierras de Naranjaty que la tramitaba desde el 2004. Qué es todo esto mi Dios, por qué tanto absurdo, por qué ese despliegue policial contra campesinos que ocupaban una tierra a la que tenían derecho por Constitución, por ley, por inciso, punto, coma. Mba’ere, mba’ere. Vidal tenía un presentimiento aterrador que en vano intentó ocultarle a su mujer, en vano quiso administrar frente a don Adolfo Castro, padre de los tres hermanos Castro presentes en la ocupación, pero al que trataba de sobreponerse para contener la avalancha de madres y hermanas desesperadas que se habían agolpado en la ruta principal desde las cuatro de la madrugada. No le cabía en la cabeza la presencia de efectivos armados con FALK, fusil ametrallador con posibilidad de dar en el objetivo hasta de 300 metros, con MP5, pistola ametralladora calibre 9Mm, efectivos de la Fope, del Geo, de la Montada y refuerzos de la policía convencional. Las cuatro de la mañana comenzó la incursión policial al territorio ocupado. Qué estaría ocurriendo al interior de Marina kue.

La voz de Vidal golpea ahora, mucho, mucho. Una afirmación precisa, contundente, sin ambages, dispara con más fuerza que las balas sicarias que el pasado 1 de diciembre terminaran con su vida. Escuchémoslo, imaginémoslo: “Iclaroporaiterei lo mitâ-me. Ndaha’eiko la campesino itavya ni ijabusivova. Lo mitâ o’entendeporâ maamba’epa, pero ñande ñai peteî mafia del poder judicial, mafia política omantenea, ko’aa mafioso ousurpáva, upéa la tema, ha ojerovia’i hikuei porque oguereko peteî poder alternativo ñanderétape. Ko’âva fiscal oîva ko’arupi soldado jeyma, amoite hapópe oî la omandapâva”.

Vidal, luego de la masacre, se integraría plenamente a la comisión vecinal de sintierras Naranjaty y a la comisión de víctimas y familiares de víctimas, organizando el vínculo de las víctimas con agentes de derechos humanos, con los investigadores de toda laya y asumiendo las posiciones frente a los nuevos gerentes del gobierno paraguayo. El portaba un desafío para las nuevas autoridades: “Pejapo peê (el asentamiento) ro japóta ore . En eso no hay negociación posible”, nos comentó en la entrevista y con una fuerza que representaba el espíritu de esa histórica lucha campesina, disparó otro misil: “Marina Cue tiene que ser asentamiento humano y campesino. No pueden quedar impunes 17 muertos”.

Vidal Vega, 47 años, nacido en Paso Mbutu, Horqueta, Concepción, hombre abierto, amable, fue abatido en la madrugada del 1 de diciembre en su rancho, frente a su familia, por balas sicarias. En la región, su voz clara, transparente, se suma a otras voces como la del gran líder de Santa Catalina, Yasy Cañy,  Mariano Jara, asesinado, en el 2009, frente a sus familiares por un matón de terratenientes que rápidamente fue liberado por la mafia política y judicial de Curuguaty tras su captura por los vecinos del lugar y un policía que creía estar cumpliendo su deber.

Pongo, abajo, a disposición del lector la entrevista filmada con Vidal Vega, para que lo vean:

 

 

 

 

Querés apoyar a E'a?. Enterate como. [7]

Comentar

comentarios


Article printed from E’a: http://ea.com.py

URL to article: http://ea.com.py/vidal-vega-marina-cue-debe-ser-asentamiento-humano-y-campesino/

URLs in this post:

[1] Reportaje: http://ea.com.py/tag/reportaje/

[2] Vidal Vega: http://ea.com.py/tag/vidal-vega/

[3] entrevista: http://ea.com.py/tag/entrevista/

[4] video: http://ea.com.py/tag/video/

[5] Ybypytâ: http://ea.com.py/tag/ybypyta/

[6] Image: http://ea.com.py/wp-content/uploads/2012/12/Vidal-Vega3.jpg

[7] Enterate como.: http://ea.com.py/apoya-a-ea/

2008 E’a. Algunos derechos reservados, permitida su distribución sin fines comerciales y mencionando la fuente.