Victoria colorada en elecciones con mediana participación y oposición dividida

Elecciones Municipales

De los 261 distritos que se disputaron el 10/11 la renovación o la continuidad de sus intendentes, el oficialista Partido Colorado se hizo con 160, 13 más de los que gobernaba, en una victoria electoral sorprendente, si se toma en cuenta la baja aprobación que la gestión del presidente Mario Abdo Benítez tienen entre la población.

En Paraguay, que no tiene elecciones de medio término, las municipales lejos de cumplir el rol de ser termómetro de la marcha del país, suelen reflejar los ánimos locales y se ciñen a las realidades comunitarias. También, lógicamente, los aparatos electorales se aceitan y es allí donde la preeminencia del control de la caja pública por parte del coloradismo juega un rol decisivo.

Algo parecido ocurre con el Partido Liberal (PLRA) que ayer consiguió 60 localidades, aunque 15 menos que hace cinco años atrás, motivando una prolongación de su crisis interna.

Las diversas alianzas, en mayoría promovidas por el Frente Guasu, que lidera el ex presidente Fernando Lugo, consiguieron otras 37 conducciones municipales.

En Asunción, Oscar “Nenecho” Rodríguez se impuso con el 47,72% de los votos sobre el liberal Eduardo Nakayama, que alcanzó 41,88%, y Johanna Ortega, de Asunción Somos Todos, con 4,68%.

En Ciudad del Este, el independiente Miguel Prieto fue reelecto con 62,31% de los votos y en Encarnación, Luis Yd, de una alianza de partidos locales se impuso con un 56,78%.

La participación rondó el 60% de los más de 4,6 millones de ciudadanos que estaban habilitados para votar intendentes y concejales de 261 ciudades, de acuerdo a los datos del Tribunal de Justicia Electoral (TSJE).

Se votó con máquinas electrónicas, un total de 15.139 en los 1.135 locales de votación, donde fueron habilitadas 11.913 mesas, según datos del TSJE.

Hubo apenas algunos incidentes mínimos en los que se denunciaron la folklórica compra de votos por la que resultaron 3 personas detenidas.

Estas elecciones debieron realizarse en noviembre de 2020 pero fueron suspendidas por la Pandemia del Coronavirus.

A futuro

Efraín Alegre, el presidente del Partido Liberal (PLRA) usó la red Twitter para promover la alianza de la oposición de cara al 2023, cuando se disputarán las elecciones presidenciales: “La unidad es el camino para derrotar a la mafia. Juntos podemos decirles Nunca Más. Nunca Más candidatos asesinados, nunca más tierras mal habidas, nunca más corrupción en situaciones de emergencia, nunca más entrega de la soberanía energética”, escribió.

Alegre que busca una nueva candidatura presidencial, fue derrotado en 2013 y 2018, en ambas contiendas por el Partido Colorado.

En su llamamiento recordó los números totales de la votación que demuestran que las listas de la oposición en conjunto obtuvieron 1.375.583 votos contra los 1.336.425 que recibió el oficialista Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana ANR su nombre oficial).

El senador Blas Llano, rival interno de Alegre en el Partido Liberal, le pidió la renuncia ante la pérdida de 15 municipios que gobernaba la fuerza que se identifica con el color azul.

En las carpas coloradas, su presidente Pedro Alliana, se mostró aliviado: “Indudablemente ayudó muchísimo al Partido este sistema de desbloqueo de listas, cuando que muchos partidos de la oposición quisieron utilizar eso para debilitar al Partido Colorado”, sostuvo.

Vale señalar que se votó con un sistema de listas abiertas, en la que la población podía elegir cómo conformar las candidaturas a las concejalías, situación que lejos de hacer mella en los grandes partidos, les sirvió para dirimir sus internas en una votación general.

Alliana, que responde al ex presidente Horacio Cartes, se apuró en postular a Santiago Peña, el candidato de su líder, para las presidenciales del 2023.

Todavía no se conoce quiénes podrían competir por el sector del presidente Abdo Benítez.

 

Comentarios