Venezuela financia un programa para que 100.000 familias pobres de EE.UU accedan a calefacción

La filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) lanzó un programa para ofrecer calefacción a más de 100.000 familias de EE.UU. que no pueden permitírselo, según un artículo de Thomas Sparrow, publicado en el portal de la BBC.

En la nota se reconoce que Estados Unidos es de lejos el país que más desetina dinero para “fomentar el desarrollo”, sin embaro llama la atención la ayuda que recibe.

“Es probable que estos proyectos no cambien la idea de que EE.UU. es primordialmente un país donante y no uno receptor, pero sí dan señales sobre cómo se están repensando las dinámicas de la ayuda extranjera a medida que muchas naciones desarrolladas enfrentan crisis económicas y otros países -algunos con bolsillos grandes- deciden jugar un papel más prominente”, refiere la nota de la BBC.

Dinero árabe

Se informó que, tras un devastador tornado en la ciudad de Joplin, en el Estado de Misuri, el gobierno de Emirátos Árabes Unidos (EUA) donó US$5 millones para la construcción de una unidad de cuidados intensivos neonatales y entregó US$1 millón para comprar 2.000 computadores para estudiantes de colegio, como reveló inicialmente el diario The Washington Post.

Pero su ayuda no se limita a las zonas de desastre.

Funcionarios del emirato de Abu Dhabi entregaron hace unos años US$150 millones al Centro Médico Nacional Infantil, en Washington, y el gobierno de UAE se alió con el equipo de fútbol Manchester City -que pertenece a la familia real de Abu Dhabi- para construir canchas en zonas poco favorecidas de Los Ángeles, Miami y Chicago, además de un campo cubierto en el el este de Harlem, en Nueva York.

Carol Lancaster, quien fuera administradora adjunta de USAID, dijo: «Lo que estamos viendo es algo que ya hemos visto en los países desarrollados».

Agregó que los gobiernos ayudan por varias razones: “una es tal vez altruista, pero con frecuencia es simplemente para fortalecer su presencia y reputación y reforzar sus posiciones políticas en el mundo».

El embajador de EAU en Washington, Yousef al Otaiba, le dijo a BBC Mundo que su país responde directamente cuando identifica necesidades específicas en algunas comunidades.

Añadió que los proyectos apoyan los esfuerzos de «diplomacia pública» de los Emiratos y «ayudan a contar la historia del desarrollo de los EAU» y su «compromiso con la filantropía».

«Nosotros no lo vemos como un país pequeño que ayuda a uno grande», dice Otaiba. «Lo vemos como un amigo que ayuda a otro amigo». Agregó que EAU también está activo en el resto del mundo, con ayudas en 2011 por valor de US$2.000 millones a 128 países.

EE.UU., en comparación, entregó US$30.800 millones en ayuda extranjera directa en el mismo año, según cifras oficiales.

Pero no todos están contentos con esta ayuda de EAU. Por ejemplo Debie Schlussel, una comentarista política conservadora, la tildó de «trágica» y de «propaganda islámica».

Comentarios

Publicá tu comentario