Vacunas: Estados Unidos presiona para mantener lealtad a Taiwán

Por Jorge Zárate

En la semana, el presidente Mario Abdo Benítez dio un discurso televisado 24 días después de que estallara la protesta popular por su mala gestión de la Pandemia del Coronavirus, especialmente por su ineficacia para conseguir vacunas e insumos médicos para los enfermos.

Allí dijo que compró 5,3 millones de dosis de las que sólo se recibieron 40 mil, entre otras explicaciones que no satisficieron ni a propios.  “Nervioso, desorientado, titubeante e inseguro, el mandatario expuso sobre el mayor reclamo ciudadano: la falta de vacunas contra el Covid-19”, resumió el matutino Ultima Hora.

“Estaba en un discurso donde bicicleteaba, donde no tocó la realidad… habrá copiado uno de los textos de la época de (el tirano Alfredo) Stroessner…No hay ninguna respuesta y la gente volverá a salir a las calles y va a ser peor”, dijo Horacio Galeano Perrone, analista cercano al ex presidente Horacio Cartes, rival en la interna del partido de gobierno de Abdo Benítez.

En el interín, el inefable canciller, Euclides Acevedo, reveló una llamada que le hiciera el secretario de Estado, Antony Blinken, al presidente paraguayo.

“El señor Blinken ha sido muy firme diciéndole a Abdo: ‘mira, tu aliado es Taiwán y nosotros (EEUU)’”, comentó Acevedo para señalar que: “pero a estos aliados estratégicos tenemos que pedirles también una prueba de amor. Antes de tomarnos la mano, tienen que por lo menos llevarnos al cine… El presidente Xi Jinping tiene mucho interés en vincularse con nosotros”, señaló.

Lo claro es que la presión evita la posibilidad de conseguir las vacunas chinas que son las de más fácil acceso en el mercado mundial.

Todo mientras la cantidad de contagios está en un punto crítico, con los hospitales saturados y la capacidad de camas de terapia intensiva al tope.

Siguen habiendo problemas de provisiones y rigen restricciones a la circulación que golpean a la ya lastimada economía.

Por lo pronto, las clases presenciales se suspendieron una semana más, comenzarían recién el 12/4, aunque se sabe que la postergación podría ampliarse.

Las protestas sociales se debilitaron tras el rechazo al juicio político planteado a Abdo por la oposición en el Congreso, aunque se mantienen intermitentes.

Los gremios de la producción que hicieron declaraciones públicas en respaldo a la continuidad del gobierno, comienzan a mostrar nerviosismo por la falta de “gestión y liderazgo” de Abdo y equipo.

Para todos es claro que la poca energía e iniciativa que tiene el gobierno la insume en sostenerse en el poder en medio de una emergencia que requiere máximos esfuerzos y acciones.

Como ejemplo vale el desesperado intento de los legisladores de Colorado Añeteete (Auténticos), facción del partido de gobierno que conduce Abdo, de postergar nuevamente las elecciones municipales previstas para el 10 de octubre del corriente.

Vale recordar que debían hacer en noviembre de 2020 pero que la pandemia obligó a retrasarlas por cuestiones de salud.

La Asociación Nacional Republicana (ANR) busca de esta manera evitar el plebiscito en que se transformará el comicio en el que 259 distritos elegirán nuevo intendente y a 2.757 concejales municipales.

Carlos María Ljubetic, del Tribunal de Justicia Electoral dijo: “Es impresentable porque suspender una elección es un camino no muy democrático debido a que en el futuro cualquier persona que quiera prolongar su mandato va a suspender la elección”, advirtió.

Injusta prisión

La noticia destacada en la semana fue la insólita decisión de la jueza Hilda Benítez de remitir a prisión a tres jóvenes universitarios: Vivian Genes, Pedro Areco y Luis Trinidad que habían sido acusados por la fiscalía de incendiar Colorado Roga (Casa del Colorado) un local de la ANR.

Lo hizo sin pruebas fehacientes, lo que le valió la repulsa de estudiantes secundarios y universitarios que protestaron frente a la casa de la jueza.

“No se ha mostrado ni una prueba contra los compañeros y no se ha respetado la presunción de inocencia», comentaron los manifestantes mientras arrojaban huevos, basuras, y hacían pintadas repudiando una práctica propia de las tiranías.

“ANR Nunca Más” se llama el movimiento que impulsan los jóvenes que cuestionan 70 años de “desgobierno” de un partido que sólo tuvo un breve momento de alternancia entre agosto de 2008 y julio de 2012 cuando fuera derrocado Fernando Lugo mediante un un juicio político express en sólo 48 horas que fue en realidad un golpe de estado.

 

Comentarios