Ya es ley discriminación de las trabajadoras domésticas

No hay comentarios

Hubo mucha gente en contra o gente que planteaba contradicciones, pero en la votación una silenciosa mayoría puso el dedo por la aprobación del texto de Senadores.

“Como mujer sería incoherente con mis congéneres y como política me condenaría, cómo podría hablar de equidad, de igualdad”, había dicho en un momento de su intervención Olga Ferreira, de la Comisión de Derechos Humanos.

Pero al ponerse a votación se puso como opciones el proyecto de Senadores y el dictamen de Equidad y Género. Esa silenciosa mayoría, que casi no intervino en el debate, puso el dedo en favor de la discriminación laboral en el empleo doméstico.

“Hay elementos de inconstitucionalidad en el proyecto”, nos dice el abogado  Juan Bautista Rivarola al consultarse cómo ve que desde el propio Estado se defina un rango inferior al mínimo legal establecido para el empleo doméstico.

«Desde el punto de vista de la discriminación legal del trabajo doméstico ha sido una gran derrota», sostiene Gabriela Schvartzam, de Kuña Pyrenda. «No podemos decir que con una ley vamos a discriminar un poco menos. No hay medias tintas, seguimos ante un caso de discriminación que sufren en su gran mayoría mujeres», establece.

Comentarios