Sigue deforestación de tierras de ayoreos en el Chaco

3 Comentarios

“Los trabajos de deforestación prosiguen en forma ininterrumpida por parte de la firma Yaguareté Pora SA en el inmueble Matrícula Nº 54RR03 del Distrito de Puerto Casado, que forma parte del territorio ancestral de los Ayoreo Totobiegosode y cuya restitución se peticiona ante el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) desde el año 1993”, dice la nota presentada por el representante jurídico de los Ayoreo Totobiegosode, abogado Julio Duarte, informa la organización Gente, Ambiente y Territorio (GAT).

El reporte indica que la superficie total de bosques deforestados por la firma Yaguareté Porã SA hasta la fecha es de 10.100 hectáreas. Como prueba añaden fotos satelitales que muestran los últimos desmontes realizados en el mes de junio de 2015 entre los días 11 de junio y 27 de junio; y la reciente deforestación entre los días 27 de junio y 29 de julio de 2015 que afecta a una fracción de 174 hectáreas, totalizando una superficie de 1.672 hectáreas deforestadas en menos de 2 meses.

La denuncia fue presentada el pasado 11 de agosto ante instancias públicas y se solicita al Indi que “se impulse la restitución del territorio Ayoreo Totobiegosode, en particular se asegure y legalice el inmueble anotado a nombre de la Firma Yaguareté Pora SA.”  Asimismo se coordinen acciones con otras instituciones del Estado a fin de lograr la paralización total e inmediata de la deforestación del territorio indígena, advirtiéndose que “el grupo de indígenas (los Jonoine-urasade) que viven en estado de aislamiento en este territorio, corren serio riesgo de vida”.

La organización advierte que los derechos humanos, ambientales y culturales de la población Ayoreo Totobiegosode en situación de contacto reciente e inicial, como de sus parientes sin contacto, se ven permanentemente violentados, por lo que urgen que se tomen medidas que den cumplimiento a garantías establecidas en la normativa nacional, como en acuerdos y convenios internacionales ratificados por el Paraguay.

Comentarios