Reclaman sobreseimiento de periodista y castigo a policías torturadores

No hay comentarios
El fiscal Santiago González Bibolini ha demostrado una manifiesta falta de interés en investigar la tortura denunciada por el periodista. Foto: Facebook.

El fiscal Santiago González Bibolini ha demostrado una manifiesta falta de interés en investigar la tortura denunciada por el periodista. Foto: Facebook.

La Comisión Directiva del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) emitió un pronunciamiento en el que reclama el sobreseimiento definitivo de López en el proceso abierto por supuesta resistencia en la Fiscalía de Seguridad y Convivencia de las Personas, a cargo de Emilio Fúster. Asimismo, exigen el castigo a los policías identificados como los responsables de la privación de libertad, tortura, amenaza y apropiación, pues la cámara sustraída al trabajador de prensa nunca le fue devuelta.

La denuncia fue radicada en la Fiscalía de Derechos Humanos, a cargo de Santiago González Bibolini, quien no ha dado avances significativos en la investigación de los hechos a pesar de que los autores de la agresión fueron totalmente identificados por la víctima, entre ellos el comisario Édgar Galeano, quien dio la orden y ya había amenazado al comunicador durante otra cobertura.

El texto afirma que González Bibolini ha demostrado una manifiesta falta de interés, diligencia y cumplimiento de sus obligaciones. A su vez, los policías denunciados no se presentaron a las audiencias indagatorias en dos ocasiones, absteniéndose de declarar en la tercera, así como tampoco para la audiencia de reconocimiento de personas, y continúan ejerciendo sus funciones con total impunidad.

El texto recuerda que el propio Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes (MNP) ha constatado situaciones que “revelan la ocurrencia de hechos de violencia institucional que se encuadran bajo la tipificación penal del hecho punible de tortura, conforme lo establecido en el Art. 309 del Código Penal, modificado por Ley N° 4.614/2012”.

Celeridad dispar

El fiscal Emilio Fúster ha avanzado rápidamente en el proceso contra el periodista Paulo López. Foto: FM Azul y Oro.

El fiscal Emilio Fúster ha avanzado rápidamente en el proceso contra el periodista Paulo López. Foto: FM Azul y Oro.

Además de la denegación de justicia, López enfrenta un proceso por “resistencia” en el que el fiscal Fúster ha avanzado con mayor celeridad que su colega González Bibolini. Este no ha hecho ninguna imputación en tanto que López, además de haber sido imputado, fue detenido en la frontera el 14 de diciembre pasado cuando retornada al país tras culminar el primer cuatrimestre de una maestría en periodismo y medios de comunicación en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina. Sobre el comunicador pesan medidas restrictivas como la prohibición de salir del país, de cambiar de domicilio y debe comparecer mensualmente ante el juzgado.

“A la vez que el Ministerio Público permite la impunidad de policías, existiendo numerosos elementos probatorios para su imputación, acusación y sanción; actúa como brazo represivo y criminalizante del periodista agredido”, dice el comunicado.

Observa además que la imputación contiene solo un párrafo de “fundamentación”, donde el fiscal transcribe la versión policial que pretendió justificar la detención del comunicador, refiriendo que el mismo había intentado ingresar sin identificarse en la comisaría y habría propinado un golpe de puño al oficial ayudante Marcelo Méndez. Además de la falta de verosimilitud de la versión policial, la misma se contradice, ya que en el informe médico elaborado por el hospital de la institución se consigna que Méndez refiere haber recibido un “golpe con codo de terceras personas”.

El documento advierte que la situación que sufre López se enmarca dentro de un contexto de permanente hostigamiento a los medios de comunicación alternativos y de creciente violencia contra los periodistas en el país, registrándose ya el asesinato de cinco trabajadores de prensa durante el gobierno de Horacio Cartes. Así también cita el cierre de una veintena de radios comunitarias, el vaciamiento de los medios públicos y su utilización propagandística como en los tiempos de la dictadura de Alfredo Stroessner.

Comentarios