¿Qué pasará con la enmienda?

No hay comentarios

El renunciamiento del presidente Horacio Cartes de buscar la reelección genera aún incredulidad y ante su anuncio se abren varios escenarios posibles. ¿Cuáles son?

Por César Centurión

El presidente Horacio Cartes anunció el pasado lunes que no buscaría la reelección, “en ningún caso”, para el periodo 2018-2023 a través de una insólita y poco convencional vía: una carta dirigida a una autoridad del clero, el arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela.

“Guardo en mi corazón el inspirador mensaje de Su Santidad el Papa Francisco del pasado 2 de abril, que nos invitó a todos a perseverar, sin cansarnos, ‘evitando todo tipo de violencia, buscando soluciones políticas’”, dice parte de la carta en que reitera su devoción hacia el jefe del Estado Vaticano. El día de su toma de mando ya había parafraseado al Papa instando a los jóvenes a “armar lío” en caso de que no cumpla con sus deberes.

En efecto, un gran “lío” se desató el 31 de marzo pasado cuando un grupo de 25 senadores aprobaron el llamado a referéndum para poner a consideración el “Sí o el “No” a la reelección presidencial por dos términos. Los manifestantes quemaron la sede del Congreso y la respuesta policial dejó un muerto, docenas de heridos y más de 200 detenidos, además de casi treinta imputados.

Sin embargo, toda la convulsión generada no hizo desistir al oficialismo de su proyecto de enmienda y se ratificó en esta postura, lo cual provocó el fracaso de la mesa de diálogo entablada con la oposición para intentar solucionar la crisis. El ambiente para un diálogo tampoco parece propicio existiendo de por medio una denuncia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) contra los políticos antienmienda  por los hechos de violencia que derivaron en el incendio de la sede parlamentaria.

A pesar del mensaje presidencial, altos dirigentes del Partido Colorado, como los legisladores Lilian Samaniego y Juan Darío Monges, insistieron en que el proyecto de enmienda sigue en pie alegando que la Corte Suprema de Justicia es el único órgano competente para interpretar las leyes. Asimismo, al tiempo de destacar la actitud del mandatario, dijeron que la Constitución debe ser modernizada y que debe ser el pueblo a través del referendo el que dé el Sí o el No a la reelección.

Estas declaraciones, sumadas a una anterior negativa expresada por el presidente en que aseguró que no buscaría la reelección para luego retractarse diciendo que obedecería el “mandato” del pueblo colorado, sembraron dudas sobre la veracidad del comunicado.

Así, queda latente la posibilidad de que se trate de una estrategia para descomprimir la situación y adoptar una posición pública similar a la del senador Fernando Lugo, quien manifiesta que no apoya la enmienda, pero los senadores de su bancada actúan en sentido contrario bajo su aparente dirección. Por tanto, a pesar de la declaración, el presidente podría estar buscando solo alivianar la presión sobre su figura, pero sin desistir de su proyecto reeleccionario.

Con o sin enmienda

El Frente Guasu, el otro sector interesado en la reelección, emitió un comunicado en que se reafirma en que el senador Fernando Lugo está habilitado para correr en los comicios de 2018, pues actualmente no está en ejercicio de la presidencia y, por lo tanto, la prohibición de la reelección no lo afecta, según la coalición de partidos progresistas. En su pronunciamiento sostiene que el apoyo a la enmienda era solo un “reaseguro” de la candidatura de Lugo ante las intenciones de ciertos sectores de proscribir su postulación por vía judicial y aboga por que la enmienda siga por los “canales institucionales”. Por tanto, se ratifican en la legalidad de la candidatura de Lugo con o sin enmienda.

Los sectores contrarios a la reelección se mantienen en alerta y no dan mayor crédito al renunciamiento presidencial. A más de ello, el proyecto de enmienda aún no fue retirado y en tanto este paso no se concrete los referentes opositores, como el presidente del Senado, el liberal Roberto Acevedo, adelantaron que no tomarían parte de ninguna mesa de diálogo.

El anuncio de Cartes también podría tener la intención de desmovilizar a los sectores contrarios a la reelección con vistas a que la Cámara de Diputados, donde tiene amplia mayoría, sesione sin mayores presiones aprobando el llamado a referendo. Manteniéndose en su postura “contraria” a la reelección, en caso de que triunfe el Sí podría finalmente cambiar de opinión, como de hecho ya lo hizo, y presentar su candidatura. (Cabe recordar que las declaraciones falsas fueron el primer gran negocio de Cartes con el fraude de divisas al Estado simulando operaciones de importación de maquinarias para la adquisición de dólares a precio preferencial, pero que terminaron siendo revendidos en el mercado local).

Aún más, el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez, aseguró que el proyecto no sería tratado esta semana y que esperarían unos veinte días hasta que la Corte se expida sobre la medida de inconstitucionalidad que fue presentada contra las sesiones que fueron presididas por el vicepresidente segundo del Senado, Julio César Velázquez, en que modificaron el reglamento interno y aprobaron el proyecto de enmienda. Por tanto, uno de los actores claves para que el documento siga su trámite no ha planteado aún retirarlo ni rechazarlo subrayando que cuentan con los votos para que la enmienda sea aprobada en la Cámara Baja.

Bajo la lupa

El desistimiento de Cartes se hizo público en la misma semana en que está agendada la visita de un enviado del presidente norteamericano, Donald Trump. Se trata de Francisco Palmieri, subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos. Tras la aprobación de la enmienda, la Embajada de EEUU se había pronunciado en contra del procedimiento y el Departamento de Estado publicó un informe que involucra nuevamente a Tabacalera del Este (Tabesa), propiedad del Grupo Cartes, en operaciones de contrabando y lavado de dinero. De esta manera, se hizo explícito el mensaje de que los órganos de inteligencia norteamericanos están siguiendo nuevamente la pista a las operaciones comerciales ilegales del presidente, lo cual habría actuado como una fuerza disuasiva no menor.

La otra posibilidad es que Cartes ponga a un delfín para este 2018 y durante ese periodo impulse la reforma constitucional para volver a presentarse en el 2023. Desde el oficialismo aún no se ha postulado públicamente al sucesor. Uno de los nombres que suenan, el ministro de Educación, Enrique Riera, dijo que en la reunión mantenida con el mandatario los miembros de su gabinete le llevaron todo su apoyo y no se habló de candidaturas. La ausencia notable fue la del recién converso al coloradismo, el ministro de Hacienda Santiago Peña, quien también suena como sucesor para seguir el rumbo de la política de endeudamiento y de concesión de las obras públicas a sectores afines.

Por su parte, si bien Mario Ferreiro había asegurado que terminaría su mandado de intendente de Asunción y que analizaría una candidatura recién para el 2023, hizo un rápido llamado para la conformación de una alianza opositora para derrotar a los colorados. Su propuesta es una chapa encabezada por el mismo y dijo que retomarían las conversaciones con el Frente Guasu, para el cual predijo que habría espacio para la vicepresidencia y que también podría jugarse a ganar más escaños en el Congreso.

Mientras tanto, la última información confirmada es que Cartes estaría presente en el acto a favor de la enmienda que está convocado para la tarde de este martes frente a la sede de la Asociación Nacional Republicana (ANR). Ante esto, cabría esperar si Cartes logra convencer a las bases de renunciar a la reelección o finalmente queda convencido y acepta, de nuevo, el pedido del “pueblo colorado” de seguir al frente del Poder Ejecutivo.

Comentarios

In : Destacados