Posibles tortura y ejecución de la Fuerza de Tarea Conjunta

709 Views No hay comentarios

Vicente Ojeda, con su familia, se encontraban en su rutina diaria cuando un allanamiento rodeó la casa. “Oguahe, ovyejy ikuei ha disparáma vói, sostiene el tío homónimo del fallecido, Vicente Ojeda.
“Omondyipa ikuei mitakuera pe ha ojuka hikuei la che sobrino pe”. “Nahéi enfrentamiento”, dice también la señora del fallecido, Zunilda Jara Larrea, hermana de los considerados cabecillas del ACA, Agrupación Campesina Armada.
Los disparos tumbaron a Vicente Ojeda, pero no los mató. Murió en el camino al hospital. Según testigos, en el camino, le dieron golpes de culata en la cabeza que pudieron haber terminado con la vida del muchacho. Y sospechan de una bala “de gracia” que terminó con su vida, con orificio de entrada en la espalda.

 

La comunida del Núcleo 4 se encuentra en asamblea.

La comunidad del Núcleo 4 se encuentra en asamblea.

Según el relato oficial, cuando llegó el comando fue recibido por balas y que incluso se escaparon personas del lugar.
“Todas las balas tienen un solo sentido”. Toda la comunidad del Núcleo 4 del asentamiento Arroyito sostiene esta situación como evidencia de que no se trató de un enfrentamiento sino de una delirante acción policial militar.
Además, contradicen la versión oficial de que se escaparon algunas personas. “Ma’aiko oje escapta. Orodea paite voiko la óga”, refiere una fuente que pidió protección de nombre.
Los miembros del Núcleo 4 y otros núcleos del asentamiento se encuentran en este momento en asamblea.

Nota de Redacción: En nuestro poder contamos con la foto de Ojeda, con dos puntos negros en el pecho que parecen del impacto de bala por la espalda. Estamos discutiendo (sin duda muy importante) publicar la imagen o cómo hacerlo.

 

 

Deja un Comentario

Tu email no sera publicado. Los campos marcados (son requeridos)