Periodista le da un duro golpe al Grupo Vierci

3 Comentarios

La periodista Noelia Díaz, fue despedida injustificadamente del canal Telefuturo en 2013, pese a que tenía una estabilidad laboral por sus 10 años de antigüedad. El Código Laboral prohíbe taxativamente el despido de trabajadores de más de 10 años sin que se demuestre, en juicio, que se haya cometido algún delito establecido en el Código.

La sentencia del Juez Tadeo Zarratea da lugar a la demanda de la trabajadora contra la empresa Centro Informativo Multimedios S.A. y TV Acción S.A. En consecuencia, condena a las empresas que a las 48 horas de que quede ejecutada la demanda reintegre a la trabajadora y le abonen todos los salarios caídos, así como los haberes extraordinarios o distribución de utilidades, y beneficios sociales, de junio de 2013 a la fecha de su reincorporación. Además, deberán pagar un 2,5 % extra en intereses moratorios.

Noelia Díaz expresó su contento con la sentencia en primera instancia, y aseguró es una victoria para toda la clase trabajadora, no solo para el gremio periodístico. Dijo que cuando una está en algún litigio con empresas grandes como los del grupo Vierci, “nunca está seguro de cómo terminará”. “Me jugué por suerte, recibí el apoyo de todos los compañeros del Sindicato de Periodistas y otros colegas, gané en primera instancia”. La sentencia ya fue dada el 30 de diciembre, pero luego vino la feria judicial, por ello recién conocieron hoy el fallo.

Ahora se deberá aguardar si las empresas del Grupo Vierci apelan la sentencia, y en tal caso, espera la ratificación de la sentencia.

Respecto a la posibilidad de volver, Díaz dijo que se encuentra muy cómoda actualmente en Unicanal, y tiene un mejor salario, pero que analizarán con su abogada los siguientes pasos una vez que se confirme la sentencia.

Resaltó además que la sentencia será importante para que los trabajadores se sientan protegidos. Respecto a la situación de los trabajadores en la televisión, dijo que las condiciones no son las mejores. “Y no reconocen tu trabajo y te pagan poco. Cuando me decidí hacer la demanda, muchos me decían, atendé, a lo mejor ya no te contratan en otro medio. Por suerte aún se puede hacer valer la calidad del trabajo de uno, y la honestidad. Debemos hacer valer nuestros derechos”, dijo.

Duro golpe a las patronales

Pedro Benítez, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), que acompañó a la periodista en su caso, resaltó que la sentencia “es una reivindicación contundente de la justicia con respecto a la estabilidad que le corresponde a una trabajadora”.

Indicó que la misma se dio por incumplimientos de disposiciones legales por parte de la patronal y reivindica al trabajador después de mucho tiempo. Cree que no va tener sentido una apelación por parte de las empresas, y que debería confirmarse la sentencia.

“Es un fuerte golpe a una de las patronales más importantes del país, al no querer cumplir de disposiciones legales”, exprsó. Aseguró además que trataron “de embarullar el proceso presentándose como diferentes empresas, pero quedaron en evidencia ellos mismos”. En los 10 años de trabajo de Díaz la empresa pasó de ser Acción Tv a CIM, y luego tras el fracaso de esta última volvió a cambiarse a Acción Tv. Esto quisieron utilizar para deslegitimar los derechos de la trabajadora, pero el juez descubrió que son la misma patronal, contó Benítez.

La relación laboral entre la trabajadora y el grupo también quedó en evidencia con los colacionados de despidos que emitieron, lo que también quisieron poner en duda en un momento.

“Error”

“El 28 de junio (2013) me notifican, en forma oral, el despido. Yo no acepto, solicitamos una reunión con Marcos Galanti (el director), ellos  vuelven a ratificar mi despido. Como yo no tenía documento, continué yéndome hasta el 3 de julio”, dice el relato de Noelia. La empresa argumentaba una ausencia injustificada de dos días en el trabajo. Ese día le llegó el colacionado número 09560 hasta la casa de Noelia.

Luego, en la reunión tripartita entre la trabajadora y el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), la empresa y el Ministerio de Justicia y Trabajo, los representantes de la empresa habían asumido el despido como un “error administrativo”. Fue entonces que la periodista entabló la demanda.

“Ellos alegan cuestiones actitudinales”, cuenta Noelia. Y esto se habría tomado sobre todo luego de que la misma pidiera explicaciones de su despido, reclamando sus derechos y el cumplimiento del Código laboral.

Comentarios