Periodista despedida soporta juicio por «abandono de trabajo»

No hay comentarios

“Primero me despidieron y ahora alegan que yo abandoné el trabajo. Ya es demasiado”, nos relata  la periodista Noelia Díaz Esquivel, despedida de Telefuturo el año pasado. El lunes es la audiencia de la contrademanda del canal “por abandono de trabajo”.

Noelia siente que es muy injusto lo que está padeciendo

Noelia siente que es muy injusto lo que está padeciendo

Este lunes, a las 08.00, se desarrollará la audiencia. Al no poder sostener legalmente un despido injustificado, la empresa se ha jugado a tomar supuestas evidencias de que la comunicadora no fue despedida sino que abandonó el trabajo. Este giro en la cuestión asombra sobremanera debido a que el despido “fue de conocimiento público, con intervención del Ministro del Trabajo”. Efectivamente, la empresa le comunicó –por telegrama colasionado- a Noelia que la despedía.

La empresa, por desconocimiento u omisión, despedía sin causa justificada a una trabajadora de más de 10 años. Las personas con más de diez años no pueden ser despedidas sin una causa justificada, demostrada en juicio, según establece el código laboral de Paraguay.

Incluso en la tripartita con el Ministerio del Trabajo, los representantes de la empresa habían asumido que cometieron «un error administrativo», nos cuenta el secretario general del Sindicato de Periodistas Santiago Ortiz.

El caso está a cargo del juez Tadeo Zarratea. El juicio fue promovido por despido injustificado por la periodista, pero luego tuvo un giro extraordinario con la contrademanda. El juicio inicial era de reposición laboral

El juego

“El 28 de junio (2013) me notifican, en forma oral, el despido. Yo no acepto, solicitamos una reunión con Marcos Galanti (el director , ellos  vuelven a ratificar mi despido. Como yo no tenía documento, continué yéndome hasta el 3 de julio”. Ese día le llegó el colacionado número 09560 hasta la casa de Noelia.

La acusación

La contrademanda se sostiene en que supuestamente la periodista dejó de ir nomás al trabajo. Se utiliza en el expediente el hecho de que ella trabajó esos días posteriores al 28 de junio “normalmente”. En prueba de este argumento se utiliza la emisión posterior de un programa de televisión con reportes de ella.

“Es una mentira, yo me fui esos días porque no tenía comunicación formal de despido. No entiendo como un medio de comunicación que tiene el deber de sostenerse en la verdad, me juega con algo así”, se lamenta Noelia.

Comentarios