Paraguay Pyahura: “El de Abdo Benítez será un gobierno servil”

No hay comentarios

El  Partido Paraguay Pyahura dio a conocer un pronunciamiento en el que sentó postura ante la próxima asunción a la presidencia de Mario Abdo Benítez. Aquí el texto: “El próximo 15 de agosto asumirá el Gobierno Mario Abdo Benítez, hijo de quien fuera secretario privado del tirano Alfredo Stroessner. Representará al Partido Colorado, que por años sostuvo la tiranía stronista. Abdo Benítez surge como presidente de la República del Paraguay tras las últimas elecciones llevadas a cabo el 22 de abril de este año: unas elecciones que estuvieron fuertemente cuestionadas por fraude. Es que este sistema electoral está preparado para que los corruptos, los mafiosos, los bandidos, los sinvergüenzas, en muchos casos, se mantengan en cargos del Estado.

La denuncia del fraude en estas últimas elecciones se hizo más evidente por la misma contradicción existente en la oligarquía. El circo politiquero se enseñoreó de nuevo, bastardizando así la voluntad popular y dejando al descubierto un sistema electoral fraudulento que solamente beneficia a un pequeño grupo de privilegiados, que se sirve de la política para beneficios particulares o grupales.

Mario Abdo Benítez pudo capear contradicciones internas, especialmente con Cartes y el cartismo, de la mano del imperialismo yanqui, que a través de su embajada y sus representantes diplomáticos aparecen como recostadero y soporte del nuevo Gobierno. La “humareda” del fraude de las últimas elecciones estaba aún en el ambiente, y sin embargo la primera misión diplomática que fue a darle su apoyo fue la delegación norteamericana.

Está claro que Mario Abdo Benítez se constituirá como continuación de los gobiernos entreguistas, antinacionales y antipopulares; será de nuevo un Gobierno servil a los imperialismos y especialmente a los intereses del imperialismo yanqui. Aún no asume el nuevo Gobierno y, sin embargo, personajes cercanos al mismo -a través de sus voceros- ya empiezan a arreciar contra derechos de los trabajadores y el pueblo; por ejemplo, con la privatización de la seguridad social, entre otros.

Uno de los principales voceros del nuevo Gobierno y nominado como futuro ministro de Hacienda, en una reunión con grandes empresarios, utilizó un término que pinta con claridad lo que va a ser el próximo Gobierno, diciendo que “no saldrá de cacería en el zoológico”, que buscará cobrar impuestos a los que aún no pagan. Traduciendo, entendemos que para recaudar más el Estado irá contra el pueblo, contra los trabajadores, contra los pobres, que a decir verdad somos quienes más aportamos al fisco. Y que en el zoológico del futuro ministro de Hacienda están quienes más evaden y quienes menos pagan: son quienes acumulan las grandes ganancias en Paraguay.

Amenazas a los derechos de los trabajadores, privatizaciones, más impuestos para los pobres, corrupción, saqueo y entrega es lo que nos espera con el Gobierno de Mario Abdo Benítez. Y, una vez más, el voto o el caudal electoral se utilizará para burlarse de nuevo del pueblo y aplicar políticas antinacionales y antipopulares. Estamos seguros que los dos primeros años se constituirán en el tiempo de aplicación a rajatabla de la política imperialista y de los organismos financieros internacionales.

Paraguay es un país en disputa por los imperialismos, medio por el cual buscarán a cualquier precio imponer sus políticas de saqueo, imponer su modelo de producción a través de la agroexportación e imponer sus políticas económicas a través de sus organismos financieros: el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Esta disputa de los imperialismos estará expresada en las políticas que se aplicarán contra el pueblo.

La oligarquía acrecienta su contradicción, algunos queriendo mantener sus negocios y otros queriendo sustituirlos o desplazarlos: las contradicciones “de los de arriba” cada vez son más evidentes e irán creciendo. Ellos son los representantes de la politiquería, del narcotráfico, de la mafia, del clientelismo y de la corrupción, que se codean día a día para buscar espacios en el Estado paraguayo. Sus partidos políticos no son otra cosa sino herramientas para maquinar y validar estos hechos, y con sus discursos demagógicos y promesas engañosas mienten al pueblo y -como todos los años- lo dejan a la deriva con sus necesidades y sus miserias.

Desde el Partido Paraguay Pyahura instamos e invitamos a las trabajadoras y trabajadores, a obreras y obreros, a campesinas y campesinos y demás sectores democráticos a organizarse y construir poder popular, para enfrentar esta política de entrega y de saqueo que llevará adelante el Gobierno de Mario Abdo Benítez. Llegó la hora y el momento de juntarnos para conversar, analizar y prepararnos para que por medio de nuestra fuerza organizativa y popular podamos avanzar para defender nuestros intereses y los intereses de nuestra nación y de la patria.

Nuestros barrios, nuestras comunidades y asentamientos indígenas y campesinos, nuestras escuelas y colegios, nuestras fábricas y lugares de trabajo deben ser lugares de debate, de conversación, de asambleas, para decidir juntos los destinos de nuestro pueblo y del país.

Confiemos en nuestra fuerza organizada y así abandonar a los politiqueros, que tanto daño han causado, que tantas mentiras y engaños han sembrado. Construyamos juntos el camino de la patria nueva, donde haya justicia, libertad, tierra, trabajo, donde no haya violencia contra las mujeres y las niñas, y conquistar un país libre y soberano”, concluye el documento.

 

Comentarios

In : Política