Noelia Quintana: “Luciana Sabina es una falsaria de la Historia Americana”

No hay comentarios

Por Noelia Quintana Villasboa

Queridos compatriotas.

Ante el burdo análisis de la ” historiadora” argentina, quiero manifestar mi total repudio a su falta de objetividad convirtiéndose en una falsaria de la Historia Americana.
Un intelectual no puede insultar a un pueblo en búsqueda de atención o popularidad.
Ciertamente uno tiene la libertad de opinar de forma diferente, la disidencia no es mala, pero de ahí a dar por cierto una hipótesis y catalogar de mito al asesinato y masacre de nuestro pueblo en aquella contienda, resulta vil e infame.
Por mi falta de tiempo, y por estar diseñando proyectos reales, como Candidata a Diputada por Asunción, estoy viendo la manera legal de recuperar nuestro patrimonio histórico material, que hoy día sigue en propiedad brasilera, como ejemplo de su supuesta “valentía”. Retener el patrimonio material histórico de un pueblo es una deshonra para el ejercito del Brasil, puesto que no tiene nada heroico aliarse tres contra uno.
A la historiadora argentina le digo: deja de crear mentiras, no podés tapar el sol con un dedo, ni limpiar la sangre paraguaya inocente de las manos de tu historia nacional.
La ciencia y la metodología se tapan la cara de vergüenza ante tu fallido, burdo, superficial ensayo sin sentido.

Aquí un resumen de los Crímenes de Guerra perpetrados por la Triple Alianza.

1. Bartolomé Mitre 4 de Octubre de 1865 al vicepresidente Marcos Paz: “Nuestro lote de Prisioneros en Uruguayana fue de más de 1400. Extrañará a V.E. número, que debería de ser mayor, más la razón es que por parte de la caballería brasileña, hubo el día de la rendición, tal robo de prisioneros que por lo menos arrebataron de 800 a 1000 de ellos, lo que muestra a Ud, el desorden de esa Tropa y la falta de energía de sus jefes ” ( creo que Mitre se olvidó que el jefe era él) …..
2. Los prisioneros que caían en manos de Venancio Flores , el degollador de Cañada de Gomez, no corrían mejor suerte.
3. El corresponsal del Evening Star de Londres, recorrió los campos de batalla de Yatay, informaba a sus lectores que “el campo era un espectáculo horrible. 1400 paraguayos yacían allí sin haber recibido sepultura, la mayoría de ellos tenían las manos atadas y la cabeza arrancada…. Los prisioneros después de desarmados, habían sido degollados y abandonados en el campo de Batalla.
4. Otro crimen fue obligar a los paraguayos a combatir contra su patria, contra sus compatriotas y hasta con sus propias familias, si no lo hacían los degollaban al instante.
5. El Sádico Conde D Eu.
Criminal más infame de la guerra, sabemos que era yerno de Pedro II y reemplazó a Caxias. En la Batalla de Piribebuy este Conde ordena a degollar a todos los prisioneros en venganza por la muerte de Mena Barreto. Ordeno cerrar y quemar el Hospital de Sangre de Piribebuy, con todos los enfermos y heridos dentro. Chiavenato dice “ no se conoce crimen más hediondo que ese de quemar e incendiar un hospital y matar a los enfermos quemando viejos y criaturas.”
6. La guerra Bacteriológica: El 18 de setiembre de 1867 informa por escrito a Don Pedro II.
“El General Mitre está resignado plenamente y sin reservas a mis órdenes; él hace cuanto yo ordeno, como ha estado muy de acuerdo conmigo en todo aún en cuanto a que los cadáveres se tiren a las aguas del Paraná, ya de la escuadra de Ytapirú, para llevar consigo el contagio a las poblaciones ribereñas.
7. El infanticidio de Acosta Ñu. donde mataron a mas de 3500 niños, sin justificativo alguno.Y en verdad, el éxito del crimen, deslumbra un momento, pero no es ley para la posteridad.
“La Historia la escriben los vencedores”, si, pero, la Historia de los vencedores, no es la historia con caracteres de perennidad que premia y castiga la inapelable sentencia. Lo único a lo que podrán aspirar es a una historia del odio victorioso, una túnica putrefacta en que se envuelve el crimen que cometieron, esta túnica puede ocultar transitoriamente pústulas y lacería, pero acaba por caerse a pedazos. Entonces es, cuando surge la verdadera historia, aquella que habla con verdad cuya magistratura sin privaciones es la encargada de formular el fallo sin apelación, el fallo eterno. Durante varios años, habló solo la Triple Alianza, y habló con voz imperativa de los que saben que nadie podrá responderles, tras nuestra caída, no contentos con aniquilarnos, pretendieron también despojarnos de nuestro patrimonio moral .

No permitamos que lo sigan haciendo.

Fuente: Memorias de Centurion.
Guerra del Paraguay del Leonardo Castagnino.
Revista de las FF.AA.
Las Residentas de Noelia Quintana Villasboa.

Comentarios