Mujeres indígenas exigen el cumplimiento de sus derechos

No hay comentarios

Las mujeres indígenas participantes de los encuentros de formación intercultural “Círculos de Aprendizajes entre Mujeres. Espacio Intercultural de Formación de Mujeres Lideresas Indígenas” analizaron “durante el año nuestra situación como pueblos y como mujeres indígenas, tanto en nuestras comunidades, como en el relacionamiento con la sociedad nacional y el Estado”

A raíz de dicho trabajo organizado por el Grupo Sunú con el apoyo de Fondos de Mujeres del Sur construyeron un pronunciamiento que aquí se da a conocer:

“Existen muchas leyes que amparan nuestros derechos, sin embargo, estas leyes no son aplicadas plenamente en la realidad, por lo tanto, seguimos viviendo en el último eslabón de la injusticia social de este país. A pesar de la situación, las mujeres seguimos firmes en la defensa de nuestras comunidades y nuestros derechos colectivos e individuales, que son garantizados por los derechos humanos.

A través de este pronunciamiento exigimos que se respeten los derechos de los Pueblos Indígenas avalados en la Constitución Nacional, las leyes nacionales y los convenios internaciones.

El territorio indígena representa la cosmovisión de una cultura desde los ancestros hasta hoy, que marcan la vida y la historia de un pueblo. Por lo tanto exigimos que se reconozcan nuestros territorios ancestrales, que se garantice el derecho a la propiedad colectiva y se aseguren las tierras comunitarias.

Exigimos el cumplimiento de los derechos básicos para el desarrollo y el buen vivir de los Pueblos Indígenas, las comunidades y en especial de las mujeres.

En materia de acceso a la vivienda digna, exigimos la construcción de viviendas para cada familia, acorde a la realidad cultural en el contexto urbano y rural, brindando oportunidad de trabajo a la mano de obra local.

En materia de cobertura de salud, exigimos que todos los Hospitales de Cabecera, Puestos de Salud, APS del país, tomen en cuenta el cumplimiento de la Ley °5469/15 de la salud indígena, que aborda la salud desde un enfoque intercultural; considerando los conocimientos propios de la cultura indígena, como los saberes de las parteras indígenas y otros que son necesarios en el tratamiento integral de las personas. Así también la cobertura gratuita de los tratamientos y medicinas que se requiera en cada caso, la promoción y prevención de las enfermedades como la tuberculosis y las enfermedades de transmisión sexual.

En lo referente al derecho a la educación, exigimos que se cumpla lo establecido en la Ley 3231/07 de educación escolar indígena, la cobertura eficaz en materia de estructura edilicia, el óptimo desempeño de los educadores, el acceso a los cargos por concurso tomando en cuenta la equidad de oportunidad entre hombres y mujeres y no por cuoteo político, y que la institución encargada vele permanentemente por el buen desempeño de los educadores y funcionamiento de las instituciones educativas en las comunidades.

Además, es indispensable la revisión y actualización del currículo nacional en referencia a la población indígena en la actualidad y no mencionarnos como meros pobladores existentes de un pasado remoto. La educación intercultural debe ser el pilar de una educación para toda la población nacional.

En cuanto a los derechos de las mujeres, a través del Ministerio de la mujer y demás instituciones nacionales, consideramos que se tenga muy en cuenta la realidad de la mujer indígena y sus derechos específicos como pueblos y culturas. Es necesario delinear estrategias de trabajo para la cobertura y promoción de los derechos de las mujeres, para asegurar el bienestar general y el buen vivir de las mismas en sus comunidades y a lo largo del territorio nacional. Es urgente, también, cuidar la real participación de las mujeres indígenas en la construcción y aplicación de las políticas públicas y otros espacios que afecten a los pueblos indígenas.

Que se garantice la cobertura de servicios para todas las comunidades indígenas del país, en términos de electrificación, agua potable y acceso a vías de comunicación (caminos) en buen estado.

Así mismo, el cumplimiento de la justicia en especial en casos que afecten y pongan en riesgo la vida de las mujeres.

Para el cumplimiento de todas estas demandas es necesario que las diversas instancias del Estado contemplen en sus presupuestos generales recursos financieros anuales destinados a los Pueblos indígenas, en especial para las mujeres”, concluye el documento.

Comentarios