Movimiento independiente gana Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales de la UNA

No hay comentarios

Octubre llegó, y encontró al Movimiento Estudiantil Independiente (MEI) como síntesis histórica de todo el proceso independentista de la Escuela de Sociología y Politología UNA, que tuvo enfrente al Movimiento Actitud y Compromiso Estudiantil (ACE) de carácter conservador, tradicional y reaccionario.

Local de la Escuela de Ciencias Sociales y Política. Fuente de Imagen: www3.una.py

Este sector (MEI) que inicio las tareas desde el ingreso en el 2012, que primeramente se sumó al cierre de gestión de centro del momento que cortó con la hegemonía colorada en la Escuela (periodo comprendido de 2003 hasta 2011), que en los últimos tiempos ya se encontraba con una inmensa crisis de representación y de gestión.

El viernes 4 de Octubre, con boicot de por medio, se llevaron a cabo las elecciones en la Escuela de Sociología y Politología, donde con un 78% de participación, los resultados fueron favorables para el MEI, consagrando a Perla P. Godoy como presidenta, Gustavo Blanco, vicepresidente y Camilo Gauto, vicepresidente. La elección constituye un ejemplo para la sociedad que está cansada de la dirigencia prebendaria de los partidos tradicionales ya que también se obtuvieron  los espacios de secretarias.

La Escuela de Sociología y Politología UNA fue creada en el año 2003, dependiente de la Facultad de Derecho -condición fundamental para el retraso del desarrollo de la Escuela y piedra angular para la praxis política de los movimientos- que después de 10 años de encontrarse en el letargo y en el olvido por parte de las autoridades, docentes y alumnos, y de haber pasado en este año por 3 elecciones, define que quienes van a estar al frente del Centro de Estudiantes de Sociología y Politología (CESP-UNA) en el periodo 2013-2014, es el sector progresista.

En el periodo 2012, se iniciaron las reformas correspondientes del Estatuto, donde se modificó el sistema político y el periodo electoral, de esta forma se inauguraba un nuevo momento en la Escuela, donde la injerencia de Derecho en nuestros procesos se iban diluyendo y por primera vez en la historia de frente y de pie se le decía a Derecho, “no te queremos en nuestra casa”.

En abril de 2013 a pocos días de las elecciones nacionales, el CESP-UNA  se disputaba para legitimar las modificaciones del Estatuto, que por un lado ya no permitía la injerencia de estudiantes de derecho (limpieza de padrón) y que permitía la participación de los que ingresaban en primer semestre, es decir las elecciones pasarían a realizarse los octubres y no en los abriles.

De esta forma podemos decir que este periodo se caracterizó por las reformas democráticas necesarias para la implementación de un nuevo paradigma en la Escuela, el de la necesidad de una Facultad de Ciencias Sociales y Políticas. Además el Centro de Estudiantes alcanzaba su más alto momento de disputa, como nunca antes las asambleas estaban abarrotadas, las discusiones se daban por todos los medios, por todas las vías, con todos los tonos y algarabías.

Comentarios