Martínez Sacoman acusa de “terrorismo de estado” a la justicia por su condena

No hay comentarios

“Esta lucha comienza”, dijo Edgar Martínez Sacoman, condenado a 5 años de prisión por produccion de aceite de cannabis para su distribuicion gratuita y solidaria.

El mismo ya lleva preso 3 años y 3 meses, exactamente 1.201 dias y seguirá con la medida domiciliaria.

“Este es un caso que no tiene pies ni cabeza en el que no fueron admitidos ni mis testigos ni mis pruebas y en cambio le dieron todas las herramientas al Ministerio Público para su acusación y persecución”, expuso el condenado.

“Esto es terroristmo de estado del fiscal Elvio Aguilera Vázquez y de la jueza Zunilda Martínez, en lugar de defender los derechos del pueblo, condenan al pueblo que fue abandonado por el gobierno paraguayo en materia de salud mientras nosotros denunciamos las irregularidades”.

https://www.facebook.com/MovimientoCannabicoMedicinaleIndustrialParaguay/videos/901719460214596/

El fallo se dio en Ciudad del Este, departamento de Alto Paraná.

Edgar fue detenido luego de un allanamiento donde se encontró 100 gramos de cannabis congelado y 30 ml de aceite del cáñamo en su domicilio.

Dos años después fue condenado a 30 meses de prisión por tenencia de estupefacientes sin autorización. La Fiscalía pidió 5 a 10 años para Martínez Sacoman.

Aguilera, apeló la sentencia pidiendo más castigo, en tanto la defensa de Martínez Sacoman también apeló pidiendo se lo exculpe por la tarea humanitaria que venía realizando.

Los magistrados Herminio Montiel, Zunilda Martínez y Evangelina Villalba, solo tuvieron en cuenta el pedido del Ministerio Público y finalmente lo condenaron a 5 años y dictaminaron que el hombre continúe guardando arresto domiciliario en su vivienda de Ciudad del Este hasta que quede firme la condena.

«Hacer o importar aceite de Cannabis Medicinal de forma industrial y lucrar con eso sí es legal en Paraguay y se anuncia con bombos y platillos», recordó el activista humanitario.

«Pero como en mi caso hacerlo para su distribución solidaria y gratuita, eso es considerado un crimen y amerita persecución y condena. El miedo es el peor enemigo del pueblo y eso el sistema lo sabe muy bien. Un castigo ejemplar le vendría como anillo al dedo.

La ley 6007, es la del monopolio del cannabis medicinal en Paraguay, es algo criminal logrado en ba$e de un amigui$mo $inie$tro y atenta directamente en contra los derechos humanos fundamentales», escribió Martínez Sacoman.

Comentarios