Ley especial para el empleo doméstico es “una gran derrota”

No hay comentarios

-Gabriela, cómo tomás la decisión del Parlamento de establecer una ley por debajo del derecho mínimo laboral: 60% del sueldo mínimo, con posibilidad de explotación laboral desde los 16 años

Desde el punto de vista de la discriminación legal del trabajo doméstico ha sido una gran derrota

-Alguna gente sostiene que es un avance establecer en ley, aunque sean diferenciados, derechos del empleo doméstico.

No podemos decir que con una ley vamos a discriminar un poco menos. No hay medias tintas, seguimos ante un caso de discriminación que sufren en su gran mayoría mujeres.

Gabriela, observando trabajo de artesanía.

Gabriela, parada.

-¿Hay convenios internacionales que el país firmó que propio Estado estaría defraudando con esta ley especial?

El país defraudó el compromiso asumido ante la OIT (Organización Internacional del Trabajo) al firmar el convenio 189, trabajo decente para trabajadoras domésticas. Así cómo el convenio 182 de la OIT sobre las peores formas de trabajo infantil al permitir el trabajo doméstico desde los 16 años. Reforzamos los nada nuevos rumbos del desprecio a los derechos humanos, un Parlamento claramente comprometido con la derecha y los poderosos.

-Se ve un incipiente proceso de organización de un sector históricamente opacado, tal vez “ninguneado”, como se estila decir hoy.

Desde los sectores involucrados en este proceso lo interesante es la aparición en escena de un nuevo actor social, las trabajadoras domésticas organizadas, que han crecido mucho con todo el proceso y no se darán por vencidas. La lucha continúa para ellas

Comentarios