La sal invade cada vez más las aguas del Acuífero Patiño

No hay comentarios

La excesiva descarga de las aguas del acuífero para uso industrial, comercial y agrícola deja espacio para que se deslice a su cuenca agua salada desde el Chaco.

El estudio ejecutado por el consorcio japonés Chou Kaihatsu Corporación (CKC) –una consultora de ingeniería y gerenciamiento- entre el 2005 y el 2007, arrojó resultados con relación a la descarga y recarga anual (balance hídrico) del acuífero, sobre los que se realizó una proyección para los próximos 30 años –del 2005 al 2035. El cuadro prospectivo hídrico presenta un desbalance entre el agua que sale para consumo y para la  industria, la agricultura y el comercio, y el que entra, por vía de las lluvias. El agua que sale del Patiño es cada año más que el que entra.

“El otro problema es la paulatina salinización de las aguas del Patiño; sobre todo las que corresponden a las que están debajo de la superficie de los municipios de Limpio, Mariano Roque Alonso y Villa Hayes, cercanos al Chaco…”, explica el geólogo Daniel García, especializado en hidrología.

Foto: Mónica Omayra

Cause del arroyo Lambaré que nace de las aguas del Acuífero Patiño Foto: Mónica Omayra

“Como cada vez hay más descarga de las aguas del Patiño, y cada vez menos recarga por lluvia –porque las construcciones de las ciudades bloquean su superficie de entrada-; ese espacio vacío que queda va recibiendo agua salada subterránea proveniente del Chaco, abundante en sales.”, explicó García.

Este proceso de avance del agua salada desde el Chaco -añadió el geólogo- irá aumentando en la medida que aumenta la diferencia de la descarga en detrimento de la recarga natural.

El Acuífero Patiño se recarga mediante las lluvias. También con los millones de litros de agua potable que las cañerías de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) pierden, se derraman en las calles y penetran en el acuífero. Pero esta recarga es cada vez más insuficiente, porque la pavimentación y las construcciones de viviendas en las ciudades asentadas encima de acuífero impiden que el agua se filtre en su cuenca.

En contraste, cientos de empresas industrializadoras de agua (gaseosas, cervezas, curtiembres, lavaderos de vehículos, agricultura familiar, frigoríficos de animales vacuno, porcino y avícolas, agua mineral, aguateras privadas) extraen cada día millones de litros del acuífero.

Los habitantes de los municipios como Limpio y Mariano Roque Alonso ya padecen la salinización de las aguas que extraen del  Patiño, debido a que están cerca de las aguas subterráneas saladas del Chaco.

Comentarios

In : Destacados