Kuña Pyrenda repudia inacción oficial ante entierro de niño indígena

No hay comentarios

“Expresamos nuestra indignación ante la falta de asistencia a las comunidades indígenas por parte de las instituciones estatales y exigimos al Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), y al gobierno en general, la atención a sus reclamos”, expresó el partido Kuña Pyrenda en un comunicado firmado por su presidenta, Lilian Soto.

“Que la corrupción no entierre nuestra democracia”, se titula el documento en el que se expresa: “La imagen de la mujer indígena enterrando a su hijo es el reflejo del estado en el que se encuentra nuestra democracia, en agonía a causa de la corrupción que avanza con la protección de un gobierno que además es insensible e injusto con los sectores más desprotegidos, y se ocupa exclusivamente de los intereses de los poderosos”.

Agrega a su vez que “entre los sectores de nuestra población más olvidados están los pueblos indígenas, con una dura historia de explotación, exclusión y discriminación. Se les niega el acceso a la tierra, a la salud, a la educación, a una vida digna. Viven en la extrema pobreza y tienen que luchar por sus tierras ancestrales; tierras que el mismo gobierno les arrebata con su inacción y falta de políticas públicas que garanticen el cumplimiento de sus derechos”.

Señala también que el artículo 64 de la Constitución reconoce el derecho de los pueblos indígenas a la propiedad comunitaria de la tierra, “es letra muerta, al igual que otras garantías constitucionales, así como las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos respecto al Paraguay para la restitución de tierras a varias comunidades, que el gobierno omite alevosamente”.

Se ocupa luego de la situación por la que atraviesa la comunidad de Jejyty Miri, “a la que expulsaron de sus tierras y están hoy en la Plaza de Armas frente al Congreso desde hace más de un mes, sin respuesta alguna de las instituciones gubernamentales, es consecuencia de los hechos de corrupción que todos los días salen a la luz pública”.

Por ello hace un “llamado a la sociedad en general a que exprese su repudio a la inacción del gobierno de Horacio Cartes, pues durante estos más de cuatro años al frente de la administración estatal ha hecho caso omiso a las carencias de las comunidades indígenas y campesinas, profundizando la situación de ausencia del Estado y de incumplimiento de su obligación de garantizar los derechos básicos de acceso a la tierra como medio principal de subsistencia, a la salud y a la educación, aspectos básicos para una vida digna”, concluye el pronunciamiento.

Comentarios