Hace 70 años se creó el Estado de Israel

No hay comentarios
Para poner en contexto el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén que despertó al indignación de los palestinos y un ataque brutal del ejército israelí que ya dejó unos 60 muertos y casi 6 mil heridos.
Por Fernando Del Corro

            El 14 de mayo de 1948, hace 70 años, el entonces presidente del Consejo Nacional Judío, David Ben Gurión, nacido en Polonia como David Gruen, desde el Museo de Arte de la ciudad de Tel Aviv, declaró la creación del Estado de Israel del que se convirtió en primer ministro desde entonces hasta 1963, salvo un breve interregno entre 1953 y 1955 durante el que trabajó como colono en un kibutz.

            Como origen fáctico, el Estado de Israel, es uno de los países herederos del “Acuerdo Sykes-Picot”, conocido oficialmente como “Acuerdo del Asia Menor”, firmado el 16 de mayo de 1916, luego de seis meses de negociaciones durante la Gran Guerra, luego re denominada como Primera Guerra Mundial, entre el por esa época Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, representado por Mark Sykes, y Francia, por François Georges Picot.

            Dicho tratado fue elaborado en circunstancias en que en la zona de la Península Arábiga controlada por el Imperio Otomano un ejército de naturales de la misma comandado por el príncipe saudita Fáysal ibn Husáyn (Faisal) y el arqueólogo galés Thomas Edward Lawrence (Lawrence de Arabia) avanzaba sobre las fuerzas turcas lideradas por el luego fundado de la república de Turquía y primer presidente de ese país Mustafá Kemal Atatürk.

            Mediante lo acordado entonces, con la aceptación del todavía imperio de los zares de Rusia, la zona árabe iba a pasar a ser controlada por el RU y Francia, dividida un territorio para el primero que incluía los actuales de Israel y Palestina; otro para Francia, los de Siria y El Líbano, y los estados independientes, aunque condicionados por los europeos, de Irak y Transjordania, luego devenido en Jordania al perder una parte de su territorio con Israel.

            Según comentara mucho después el histórico primer ministro del RU Winston Leonard Spencer Churchill, siendo integrante del gabinete de David Lloyd George, fue el quién, un sábado por la tarde de 1917, dibujó las fronteras de la región en base a lo establecido en el “Acuerdo Sykes-Picot” cuando la misma ya estaba prácticamente liberada dando lugar a la conformación de la Gran Siria bajo el reinado de Faisal y en la que convivían musulmanes, judíos y cristianos.

            Concluida la PMG en 1918, durante las deliberaciones que dieron lugar al “Tratado de Versailles”, en las que participó medio centenar de países, entre el 28 de junio de 1919 y el 21 de enero de 1920, no se aceptó la participación de Faisal y Lawrence que pretendieron representar a la Gran Siria y, por el contrario, se convalidó el “Acuerdo Sykes-Picot” a la par que se rechazó la propuesta de Woodrow Wilson, el presidente de los Estados Unidos de América, quién había planteado la creación del estado kurdo con parte de los actuales territorios de Irak, Irán, Siria y Turquía.

            El mandato otorgado al RU sobre Palestina, nombre dado a la antigua Judea por el emperador romano Publio Elio Adriano dieciocho siglos antes, debía regir hasta 1948, y en esas circunstancias el gobierno británico, encabezado por el laborista Clemente Richard Attle, se opuso a su pérdida de influencia en la región con la división del territorio en dos estados; uno correspondiente a la zona de mayoría judía, Israel, y otro a la de supremacía musulmana, Palestina, lo cual, a pesar de su aprobación por la Organización de las Naciones Unidas, no tuvo éxito dando lugar a los 70 años de conflicto que se llevan hasta la actualidad.

            Si bien el mandato británico concluía el 15 de mayo, en razón de que ese día iba a ser sábado, Ben Gurión apresuró la declaración del nacimiento del Estado de Israel por consideraciones religiosas al viernes 14, lo que fue inmediatamente reconocido por los EUA, cuyo presidente era Harry S. Truman, y por la entonces Unión de las Repúblicas Soviéticas encabezada por Iósif Vissariónovich Dzhugashvili (Stalin).

            Pero así como las dos primeras potencias mundiales de la época se apresuraron a respaldar al gobierno del socialdemócrata Ben Gurión, los vecinos países islámicos rechazaron la formación del estado judío e iniciaron una guerra destinada a la recuperación de ese territorio, inicialmente mucho más reducido que el actual, mientras la URSS se convertía en el mayor defensor de los israelíes por vías de su canciller Andréi Andréyevich Gromyko, mientras en EUA se temía que los israelíes deviniesen en aliados del bloque comunista.

            Inmediatamente tras el retiro de las fuerzas militares británicas de la región, una conjunción de tropas enviadas por Egipto, Transjordania, Irak, Siria, Líbano, Yemen y Arabia Saudita, además de los palestinos, atacaron el nuevo estado pero en un par de semanas éste logró recuperarse y pasar a la ofensiva en una guerra que se prolongó hasta julio de 1949 durante la cual se fueron dando armisticios parciales.

            En junio de 1967 Israel atacó a los egipcios en la llamada “Guerra de los Seis Días” a raíz de un reclamo del presidente Gamal Abdel Nasser reclamando el desalojo de los militares de la ONU y en octubre de 1973 se produjo la “Guerra del Yom Kipur” con Siria y Egipto en tanto que entre 1982 y 2000 se produjeron numerosos conflictos con resultados cambiantes con las tropas del vecino Líbano.

            A lo largo de esos 70 años se produjo un importante giro político en Israel que pasó de gobiernos de izquierda como el del referido Ben Gurión, sus sucesores, la ucraniana Golda Mabovitch (Meir) y Yitzhak Rabin, éste asesinado en 1995 por un ultraderechista judío como parte del giro ideológico que se fue dando en los últimos dos decenios hasta llegar al actual gobierno de Benjamín Netanyahu, fuertemente aliado de los EUA y el RU.

Comentarios