Este 13/7, Encuentro con la Memoria y la Libertad en Casa Karakú

No hay comentarios

Este viernes, 13 de julio, en Casa Karaku, a las 20, Montevideo 1025 casi Manduvira, se desarrollará el Encuentro con la Memoria y la Libertad. El programa prevé una combinación de música, danza teatro, stand up y lectura de poesía y prosa poética. Confirmaron participación en el encuentro Claudia Miranda, Omar Mareco, Bochin Teatro Clawn, Gladis Ficher, Ulises Silva, Norma Flores Allende, Lourdes Giroldino y Jorge Sandoval.

Las entradas para este encuentro costarán G.15.000. Lo recaudado se utilizará en la publicación de una edición ampliada del libro de investigación de Julio Benegas Vidallet sobre la masacre de Curuguaty.

La Masacre de Curuguaty, el libro de Benegas Vidallet, lleva tres ediciones agotadas, de unos 3.800 ejemplares. Hace más de un año que la tercera edición está agotada. El autor quiere reescribir la historia incorporando un amplio reportaje sobre cómo vivieron el proceso judicial que terminó en condenas de 30, 20, 18, 10, 8 y seis años a las personas procesadas por aquella masacre del 15 de junio de 2012, todas campesinas.

Fragmento

“Lucía, herida en el muslo, vio caer a su hermano De los Santos Agüero, vivió la ejecución de algunos de los heridos en el suelo y sintió el terror de la posible ejecución.
Qué se habrá quebrado definitivamente en esa mujer. Qué se habrá quebrado definitivamente en ese chico de tres años que vivió las ráfagas de los fusiles ametralladores y las pistolas ametralladoras, los estruendos de escopetas y rifles, el vuelo rasante de aquel helicóptero de observación, las estampidas de las granadas tiradas desde arriba, la persecución y las ejecuciones. Los policías miraron a Lucía y le arrebataron al hijo de tres años de Adolfo Castro, al que, luego de taparle la boca con una venda, lo tuvieron en el grupo de combate. Lucía suelta una mirada penetrante, extiende la manta de ñanduti y luego dispara una sonrisa casi infantil que descubre un hermoso hoyuelo. Su familia en diáspora, ella sin amparo, se habría ido en busca de alguna contención de sus hermanos, algún sentido que le devuelva algo de dignidad a su vida. Y se encontró con ese electroshock en esa tierra usurpada para la extensión de la semilla transgénica, con esos hombres y mujeres del campo recreándose en epopeyas pasadas de vencer o morir para robar algo de sentido a la barbarie, con esa gente humilde que vivió la experiencia de sus padres de ocupar y asentarse en tierras usurpadas; esa gente que, sin tomar en cuenta que el entramado mafioso local era también un eslabón más de esa gigantesca cadena mundial de acumulación, había decidido que de esas tierras, esa vez, ya no la moverían.

Esta partecita del libro La Masacre de Curuguaty será interpretada este viernes por Pamela Ruiz Díaz.

Comentarios

In : Cultura