En Paraguay, la posesión y consumo personal de la marihuana es legal

6 Comentarios

La ley cuya denominación completa es “Que modifica y actualiza la ley no. 357/72 que reprime el tráfico ilícito de estupefacientes y drogas peligrosas y otros delitos afines y establece medidas de prevención y recuperación de farmacodependientes”, fue sancionada  en 1988 por el Congreso Nacional durante el régimen dictatorial y promulgada por el dictador Alfredo Stroessner.

El Capítulo cuarto de la ley dispone sobre “la tenencia, consumo y medidas de seguridad curativa” de las drogas. El artículo 30 de este capítulo despenaliza el consumo personal de drogas estableciendo que  “…El que tuviere en su poder sustancias a las que se refiere esta Ley, que el médico le hubiere recetado o aquel que las tuviere para su exclusivo uso personal, estará exento de pena”. A renglón seguido este mismo artículo establece que si la cantidad de droga que posea la persona sea mayor  a la recetada por un médico o a la cantidad necesaria para su uso exclusivo –fijada por esta misma ley-, “se le castigará con penitenciaría de dos a cuatro años y comiso”.

Y en la última frase de este artículo 30, la Ley 1340 es clara y contundente respecto del consumo personal  de la marihuana estableciendo que “…En el caso –del consumo- de la marihuana no sobrepasará diez gramos”, cantidad que cualquier persona mayor de edad puede poseer y consumir diariamente, sin ninguna consecuencia penal para ella. De esta cantidad de 10 gramos diarios establecida, se deduce que una persona puede poseer y consumir hasta 300 gramos de marihuana por mes, sin consecuencias penales.

Diputado Victor Ríos.

Diputado Victor Ríos.

11 gramos

Para el diputado liberal Víctor Ríos, el consumo personal está despenalizado, pero ésta debe ser ampliada y reglamentada. Refiere que porque te encuentren con 11 gramos de marihuana -1 gramo más de lo permitido-, “no pueden darte más de cinco años de cárcel”. Además, agrega, ¿Quién decide en la calle que el consumidor tiene solo 10 gramos?. “¿El policía que te requisó?”, se pregunta el legislador.

Ríos explicó que también existe una laguna en la Ley 1340 respecto de quién provee esos 10 gramos al consumidor, ya que el resto de los artículos de esta ley penaliza y reprime toda producción y comercialización posible de la marihuana en el país. Este aspecto debe reglamentarse para que el consumidor tenga garantías de que no violarán su derecho, concluye.

Ríos anunció que trabaja en un proyecto de ley de ampliación de la despenalización del consumo del cannabis, sobre la base del proyecto de ley que, tres años atrás, presentó en la Cámara de Diputados el diputado Elvis Balbuena, una propuesta que cayó en la total indiferencia de sus colegas.

Salvo el Capítulo cuarto, el resto de los artículos de esta ley -84 en total- sanciona y penaliza con rigor todo lo que refiere, en general, a la producción y comercialización de las drogas y estupefacientes, sean estas de origen natural o sintético, y a la marihuana en particular.

Comentarios