El rugby y el mal ejemplo

7 Comentarios

Por Adry Decoud*

Siempre considere el deporte como un instrumento para formar mejores seres humanos, por eso me volqué al rugby ya que me identifique con sus valores, honestidad, lealtad, humildad entre muchos otros y así lo enseñe y trasmití en más de 30 años en la región.

Pero hoy me indigna la actuación de los hermanos Álvarez, dirigentes y jugadores de rugby, hijos del camarista Civil, Comercial y Laboral de Paraguarí, Antonio Álvarez Alvarenga.

Para peor, Andrés “Titito” Álvarez, es el Vicepresidente de la Unión de Rugby del Paraguay (URP) por lo que debería ser un ejemplo a seguir.

La Policía Nacional solo cumplía con su trabajo, y si él manejaba un vehículo en estado de ebriedad y sin chapa era obvio que debían pararlo.

En un video divulgado por la esposa de uno de los policías se ve como Álvarez sigue con los insultos y amenazas. También cómo estás parecen proferidas en un grave estado de ebriedad donde incluso amenaza a los policías.

Quiero decir que éstos son actos que matan los valores del deporte, sobre todo de uno que va creciendo lentamente en el Paraguay.

Cuando sus dirigentes se comportan de manera tan soberbia, prepotente y mal intencionada es de entender que a una pueda preocuparle el destino que vaya a tener la Unión de Rugby del Paraguay (URP) como entidad rectora.

Sobre todo, porque debería haber sancionado ya a esta gente, si es que de verdad quiere hacer bien las cosas.

Es más, en base a mis conocimientos, cabría aquí hasta la pena máxima de expulsión (99 años) por el daño moral que se hace a cada rugbier del país y a un deporte que quiere pero no dejan crecer personajes nefastos como estos.

La Secretaria Nacional de Deportes (SND) tampoco debería estar ausente ante esto ya que son dirigentes deportivos los que provocaron este vergonzoso hecho.

*Periodista deportiva, especialista en Rugby

Comentarios

In : Deportes