El país es sólo autosuficiente en mandiocas y bananas

No hay comentarios

La extensión del agronegocio en Paraguay se expandió en 2019 por las zonas deforestadas, y no solo por las tierras campesinas indígenas, como ocurría hace años, según las conclusiones del informe Con la Soja al Cuello 2019, elaborado por BASE IS, informó la agencia de noticias española EFE.

El agronegocio ganó 175.000 hectáreas a lo largo del último año, destinadas a la producción de soja, maíz y arroz, un avance que para los investigadores de BASE IS demuestra un ‘ritmo acelerado’, con consecuencias para la población y el medio ambiente, señaló a Efe la directora de este centro de estudios, Marielle Palau.

Palau consideró que existe ‘una relación entre deforestación y agronegocio’, que atenta ‘contra la riqueza biocultural’ de Paraguay, ya que las zonas de bosque se están convirtiendo en áreas de cultivo extensivo.

Este modelo de negocios lleva aparejado el uso de agroquímicos y, también, la importación de semillas transgénicas, con la aprobación de 12 nuevos tipos en suelo paraguayo, que se imponen a las convencionales.

Para la directora de BASE IS, esta ‘situación es realmente grave’, ya que pone en riesgo la producción autóctona y obliga a comprar alimentos de fuera.

‘Paraguay solo es autosuficiente en mandioca y banana. El resto del año tiene que importar hortalizas y tomate, por la poca tierra destinada a estos cultivos’, apuntó.

Los datos de la investigación muestran que la importación de toneladas de hortalizas subió un 16 %, sobre todo en patatas, cebollas, pimientos o tomates.

En su opinión, estos cambios en el modelo productor responden a la política de un ‘Gobierno que gobierna para los agronegocios’, y puso como ejemplo la reticencia del Ejecutivo a elevar los impuestos a la soja.

Además, cree que el incremento de la construcción de infraestructuras viales, como el corredor bioceánico, tienen como finalidad favorecer la salida de estas materias primas que el agronegocio produce en Paraguay.

Más allá del impacto económico, el informe relaciona la expansión del agronegocio con ‘las violaciones de los Derechos Humanos’, a raíz de los desalojos campesinos ‘por resistir en sus territorios’.

A eso se suma el ‘efecto directo’ en la salud por el uso de agrotóxicos, algo que prueban ‘cada vez más estudios científicos’, dijo Palau.

A pesar de ese crecimiento de las hectáreas destinadas al agronegocio, la directora de BASE IS observó algunos avances en el último año, como la Ley que favorece a la Agricultura Familiar Campesina, aprobada en mayo de este año.

‘Es una conquista campesina, un elemento que crea condiciones para elaborar políticas públicas de apoyo a la agricultura familiar campesina’, agregó Palau.

Asimismo, también se mostró confiada en que los cambios de consumo en los países importadores así como la mayor concienciación sobre la alimentación ayuden a frenar el agronegocio.

‘Los principales países que importan agronegocio, principalmente en Europa, están revisando sus límites. Que el mercado esté pensando en restricciones puede ser positivo’, puntualizó.

Palau recordó que esta toma de conciencia favorece ‘la producción sana y el mercado local’, y añadió que así se avanza hacia ‘derecho a la alimentación y en el enfriamiento del planeta’.

Efectos

Con la presencia de decenas de personas se lanzó el 4/12 Con la Soja al Cuello 2019, la quinta edición del más completo informe sobre los agroneogocios en Paraguay, y el 5/12 la presentación se repetirá en Pilar, Ñeembucú, desde las 19 horas, frente al Museo Histórico de la ciudad. El informe, que ya se encuentra a disposición de las interesadas e interesados en la página web de Base IS, muestra desde distintas aristas el daño provocado por el modelo de los agronegocios sobre la población y la naturaleza, así también refleja en parte las luchas, resistencias y alternativas al modelo.

La presentación realizada en la Biblioteca del Congreso Nacional inició con un rápido repaso a los 23 artículos que contiene el informe, el resumen estuvo a cargo de la coordinadora de Con la Soja al Cuello 2019, Marielle Palau que manifestó que esta edición contiene datos actualizados y relevantes respecto a la vigencia y profundización del modelo y sus impactos en el país y la región, además mencionó que se incluyen nuevas aristas, anteriormente no estudiadas, respecto al modelo de agronegocios. Palau indicó que el material busca ser una herramienta útil para la comprensión de las graves consecuencias del agronegocio y el extractivismo, así como también contribuir a avanzar en un modelo de producción y consumo que sea sustentable ambiental y socialmente.

Seguidamente Lis García, integrante del equipo de trabajo de BASE-IS, se refirió al artículo relacionado al discurso “verde” de las corporaciones del agronegocio; en los últimos años estas empresas transnacionales han buscado aggiornar su discurso a los reclamos ambientales procedentes de sectores sociales y organismos multilaterales, sin embargo el modelo de producción y consumo que las mismas sostienen y del cual son las únicas beneficiadas es estructuralmente incompatible con el cuidado y protección del ambiente. Según sostuvo, una muestra de esto es que las actividades que más contribuyen al aumento de los Gases de Efecto Invernadero son la deforestación y la agricultura extensiva; según datos oficiales que se reflejan en el artículo publicado en Con la Soja al Cuello de 2001 a 2018, se perdieron 5.7 millones de hectáreas, produciendo 822Mt de emisiones de Co2 y de 2001 a 2015, el 90% de la pérdida de bosques fue consecuencia de la expansión de la frontera agrícola.

Por su parte Hugo Valiente, abogado y especialista en Derechos Humanos, se refirió al Caso Ruben Portillo y el precedente que representa a nivel global y nacional en los casos de violaciones al derecho a vivir en un ambiente digno, recordando que es el primer caso donde un Estado es condenado por un órgano internacional de Derechos Humanos por contaminación con agrotóxicos. Cabe recordar que a mediados de año el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas hizo responsable al Estado paraguayo por la contaminación provocada por empresas productoras de soja genéticamente modificada; las fumigaciones masivas destruyeron la granja de una familia campesina, envenenaron su agua, provocaron la muerte de una persona y la intoxicación de otros once miembros de la familia. Según manifestó Valiente el fallo sienta una jurisprudencia histórica que relaciona el disfrute de los derechos humanos con la protección del medio ambiente en una decisión de resonancia global.

El cierre estuvo a cargo de Regina Kretschmer, antropóloga e integrante de FIAN en Paraguay, quien se refirió al impacto del agronegocio en el derecho a la alimentación, al respecto mencionó que la producción mundial de alimentos se incrementó y hoy cada persona tendría que disponer de un 30% más de comida, sin embargo, el hambre aumentó a nivel mundial. Según señaló las causas del hambre y de la desnutrición radican en el uso y distribución de alimentos del sistema agroalimentario mundial; Paraguay es un ejemplo de esa contradicción ya que casi el 25% de la población sufre hambre, mientras que el agronegocio festeja el aumento de producción para la exportación.

Hoy se presenta en Pilar

En la noche de hoy se presentará Con la Soja al Cuello 2019 en Pilar, Departamento de Ñeembucú; el encuentro será frente al Museo Histórico de la Ciudad desde las 19 horas y contará con la participación de referentes de organizaciones sociales y ambientalistas de la zona. Ñeembucú es uno de los Departamentos donde el agronegocio se ha expandido en los últimos años mediante el cultivo intensivo de arroz generando impactos ambientales relevantes en un ecosistema bastante complejo como son Humedales del Ñeembucú; varias organizaciones del lugar luchan por el respeto al medioambiente y contra las fumigaciones masivas que requiere el cultivo de arroz, lo que parece haber dado frutos ya que el ritmo de expansión del cultivo disminuyó en la zafra 2017/2018.

Con la Soja al Cuello 2019 disponible

Con la Soja al Cuello 2019 se encuentra a disposición de toda la ciudadanía de forma totalmente libre y gratuita tanto en su formato digital como impreso. El libro impreso puede retirarse de Lunes a Viernes en horario de oficina en Ayolas 807 esq/ Humaitá (Asunción) y la versión digital puede ser descargada aquí Con la Soja al Cuello 2019

Comentarios