El futuro gobierno comprometido con el agronegocio

No hay comentarios

Asunción, 9 de mayo 2018 (BASE-IS) En pleno almuerzo ante sojeros y ganaderos, junto a lo más añejo de la oligarquía paraguaya concentrada en la Asociación Rural del Paraguay, el próximo presidente de la república Mario Abdo Benítez, anunció a su Ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, hombre de la vieja escuela del Partido Colorado, envuelto en denuncias de corrupción durante su desempeño como de Ministro de Reforma del Estado durante el gobierno de Luis Angel González Macchi (1999-2003).

La presentación del flamante secretario de Estado ante la ARP es un símbolo claro de los tiempos que se vienen, sus primeros anuncios ante los representantes locales del agronegocio giraron en torno a confirmar la inconstitucional presencia de las Fuerzas de Tarea Conjunta en el norte del país.

Los cuestionamientos de la población campesina que denuncia abusos, violación de derechos humanos y criminalización de la lucha social no fue escuchada por Mario Abdo Benítez y su entorno, el gobierno continuará utilizando militares y policías para custodiar las estancias y latifundios de sojeros y ganaderos mientras el resto de la población campesina del norte sigue azotada por la pobreza, la falta de oportunidades y por las acciones de los grupos armados, estatales y para-estatales que operan en la zona.

Durante el encuentro, el presidente de la Asociación Rural del Paraguay Luis Villasanti, expresó su apoyo y se deshizo en halagos al Presidente electo “porque sabemos de tu patriotismo, sabemos de la fe que tenés en tu equipo y en vos. Vas a tener a todos los productores del país a tu lado para pelear por lo que todos queremos, un Paraguay seguro, culto, con salud, un Paraguay con desarrollo y con mucha fuente de trabajo. Nos encontramos expectantes de lo que puede hacer un gobierno nuevo. Este es el mensaje de la ARP” indicó el titular de la Rural dejando sellada la alianza entre el agroempresariado y el futuro gobierno.

Por su parte Mario Abdo Benítez señaló que “Hoy nuestra presencia aquí demuestra el compromiso que tenemos con la ARP, con la gente que trabaja, con el trabajo, con la producción y con el desarrollo”, además se comprometió a designar a un Ministro de Agricultura y Ganadería que cuente con el beneplácito de la Rural; a esto se suma su negativa durante sus funciones como legislador de aprobar el impuesto a la exportación de granos.

Los primeros gestos y medidas anunciadas por Mario Abdo Benítez con relación al campo dan cuenta de lo que pretende el futuro jefe del Poder Ejecutivo. El gobierno seguirá apostando al agronegocio que ha dejado a su paso miles de familias campesinas excluidas, graves deterioros medioambientales y la pérdida de la soberanía alimentaria de nuestro país. La profundización del modelo extractivista y la continuidad de la política de criminalización de las luchas sociales marcan la hoja de ruta del gobierno que llega.

Foto de Abc Color.

Comentarios