Cantora

No hay comentarios

Por Fachu Aguilar

En el supermercado una trabajadora canta, repone los productos, sacude las góndolas con un trapito amarillo que completa la performance de la resistencia al capitalismo. La supervisora la observa resignada.
En ese extraño y frenético lugar, donde todo es un absurdo normalizado, una mujer que canta es observada, no solo por la mujer que debe representar al patrón, sino por ese amorfo y voraz grupo de títeres del consumo.

Baja la cabeza, silba suavecito mientras coloca los paquetes de yerba mate con una dulzura que seduce. El pasillo se vacía y yo que quiero seguir creyendo en los episodios poéticos, presencio la escena en el pasillo paralelo, fingiendo especial interés por los fideos.
El silbido va subiendo en volumen e intensidad, se vuelve a escuchar la voz de la cantora:
“Si no canto lo que siento, me voy a morir por dentro”

Comentarios