El Chaco en tres cortos

No hay comentarios
Las comunidades de indígenas sufren el destierro o el arrinconamiento, ante el aumento de la colonización. Foto: Diego Rivas.

Las comunidades de indígenas sufren el destierro o el arrinconamiento, ante el aumento de la colonización. Foto: Diego Rivas.

“Las personas que vienen con topadoras, esos son una plaga para mí”, nos decía Mateo, líder de la comunidad ayoreo de Campo Loro. “Elblanco hecha la selva, piensa en ganar nomás, no piensa en su prójimo”, expresaba el líder durante una entrevista otorgada en el marco de la serie de reportajes escritos y audiovisuales que realizó un equipo del E’a sobre la situación del occidente paraguayo. La mayor deforestación del planeta se produce en el Chaco paraguayo. Solo hasta junio de este año se perdieron reservas por el equivalente a unas 8 ciudades del tamaño de Asunción (95.709 has/957.09 km²).

Proyección

Este miércoles se proyectarán los tres reportajes audiovisuales realizados durante este trabajo: “Chaco: la mayor deforestación del planeta”, “Extranjerización del Chaco paraguayo” y la “Invasión del coñone”.

El encuentro será en la Casa Bicentenario, México 346 entre 25 de mayo y Mariscal Estigarribia. A las 19 horas. Se entregarán copias de los materiales a los que asistan. Compartirán su visión y experiencia algunos entrevistados de los cortos, como Tagüide Picanerai, dirigente de la organización ayoreo OPIT, conocidos en su lucha contra empresas extranjeras como Yaguarete Pora S.A., por deforestar sus bosques originarios, donde se refugian los últimos indígenas aislados.

Boom ganadero y deforestación

El boom de la ganadería que instaló más de más 5600.000 cabezas de ganado en esas tierras, y que se espera llegue a 6 millones en 2015 es uno de los principales factores del aumento de los desmontes, según los estudios satelitales.

David Sawasky, ganadero menonita dice que “lo que leemos sobre deforestación es muy exagerado, es cierto que hay un ritmo rápido, pero el cambio climático es una farsa. En 100 años vivimos extremas sequias e inundaciones”. Así lo asegura en uno de los materiales minimizando la situación.

“La naturaleza te va cobrar caro lo que hiciste”, advierte sin embargo Tagüide Picanerai, dirigente de los ayoreo totobiegosode.

Extranjerización

Para Poai, de la comunidad Chaidi, hay una interrelación entre menonitas, brasileros y alemanes, “todos generan problemas, el problema más grande para nosotros es la deforestación, ahí tenés el resultado, gente salió por avance de la deforestación”, indicó durante una entrevista al equipo del E’a.

El mismo señala un elemento fundamental en el aumento de la tasa de deforestación, la oleada de compradores extranjeros que invierten en ganadería en el Chaco, por los bajos costos y la flexibilización de impuestos y controles ambientales. Sobre este aspecto, varios analistas también remarcan los problemas de soberanía que genera esta situación, en un país donde no existe restricción para que un empresario adquiera todo el Chaco completo, si le alcanzase el dinero.

Naturaleza

Ingoi, ayoreo totobiegosode que se vio obligado a salir del monte en 2004, atemorizado por las topadoras, dice que vivían mejor en el monte, sin enfermedades. “Acá se compra mucho, en el monte la comida no se compraba”, recuerda. La naturaleza del Chaco, una de las más ricas de la región, se ve amenazada.

“Para los ayoreos, los alimentos son frutos de la tierra”, dice Mateo, pero “el fruto de la selva no vale nada para gente blanca”.

Cortos

Los cortos fueron realizados mediante la finaciación de la Fundación Rosa Luxemburgo. También dieron su apoyo: Iniciativa Amotocodie, Tierra Viva, GAT, Guyra Paraguay.

Dirección: Miguel Armoa

Producción: Arístides Ortíz, Sady Barrios, Miguel Armoa

Cámara: Juan Carlos Lucas

Edición: Juan Carlos Lucas/ Sofía Paoli

Móvil: Santiago Bobadilla

 

 

Comentarios