El ojo rapiñador de los medios sigue construyendo los feminicidios como crímenes privados

No hay comentarios

En una casa de Encarnación el reloj marcó las 00:05 del 25 de diciembre: llegó la Navidad pero con un sabor amargo: un hombre había cometido otro feminicidio. La familia de Mirian Antonia Gómez se enluta con su asesinato. En un diario el titular lo expone como una “muerte pasional”: Feminicidio en Navidad: mató a su expareja de varias puñaladas tras brindis familiar.

Ante la constante lectura de este tipo de noticias y la avanzada de la espectacularización de todo tipo de violencia hacia nosotras en los massmedia del mundo, hemos realizado una investigación interdisciplinar crítico con enfoque de género. Teóricas/os como Rita Segato, Esther Pineda, Neyla Pardo, Simone de Beauvoir, Teun Van Dijk, Pierre Bourdieu, entre otrx fueron los consultados.

La relevancia de esta investigación se sustenta en conocer y comprender como están siendo construidas las noticias sobre Feminicidios producidas por los medios digitales Abc Color y Hoy y qué estrategias ideológicas utilizadas. El primer trimestre del año 2019 fue la delimitación de nuestro corpus, basadas en una lista del Observatorio Mujer del Ministerio de la Mujer que revelaba que eran trece las mujeres asesinadas en manos del poder patriarcal.

Los resultados obtenidos fueron distribuidos a través de 4 ejes claves en el marco de la investigación. Así nos dispusimos a identificar en los textos discursivos: estereotipos de género, ideología del medio, violencia simbólica y por último confrontamos ambos medios en sus diferencias y semejanzas a la hora de narrar los hechos.

Las propiedades del discurso que reproducen la desigualdad género

En casi todas las noticias las mujeres son despersonalizadas en el texto, es decir que, son reducidas con apelativos como: «la víctima, la mujer, la madre, la esposa, la concubina de». He aquí un ejemplo del
diario Hoy: «La joven Deisy tenía cuatro hijos, tres de ellos con el supuesto asesino y uno con su anterior novio», además del uso de eufemismos para referirse a los asesinatos: la mala utilización del verbo «muerta» vs «asesinada». En ABC Color el siguiente ejemplo: «Una mujer de 23 años, madre de dos niños, fue hallada muerta» ; «La pareja actual no tenía hijos,pero la víctima era madre de cuatro, producto de una unión anterior».

El poder ideológico de los medios y su relación funcional en la construcción discursiva de las noticias

En este apartado pudimos comprobar que aún prevalece la legitimación del discurso ideológico policial y fiscal en ambos medios. Así, solo Abc Color dispone la sesión «Policiales y Judiciales» ,donde son incluidos los homicidios, crímenes, robos, y en donde además están algunas noticias de feminicidio. Esto no acontece con Hoy, que sólo posee la de «Nacionales», una sección donde son incluidas las noticias de índole social. Sin embargo, las noticias son redactadas desde una intencionalidad de “crónicas rojas” con un lenguaje de parte policial, o muchas veces son nombradas como “simples homicidios”.

Por ejemplo, del diario ABC Color se pueden extraer estas frases: «El sangriento episodio» «Del poder del detenido fue incautado un arma blanca tipo cuchillo con mango de
aluminio, hoja de metal con filo (..)», «El hombre reaccionó atacándola con un cuchillo infligiéndole cinco puñaladas en el abdomen» «precisó que Villalba ya se encuentra detenido desde el pasado 22 de enero como sospechoso del homicidio” «Los agentes policiales presumen que el hombre asesinó a martillazos a su mujer».

Por otro lado, en Hoy podemos encontrar las siguientes frases: «y de hecho la autopsia confirmó el homicidio», «la misma presentaba heridas de arma blanca en el cuello», «Su concubino le pidió que traiga más cerveza, pero ella se negó y el hombre le dio cinco estocadas»

Violencia simbólica en el contenido de los textos periodísticos

Para poder establecer las distintas formas en las que puede ser visualizada la violencia simbólica, determinamos identificarla a través de la construcción de “la buena” y “la mala víctima”. Por ello, nos propusimos seleccionar sólo un caso específico (por ser el de mayor cobertura mediática): el de Mabel Blanca González, quién fue nombrada por ambos medios como «la niñera» y en dónde su feminicidio fue construido, por ambos medios, como una forma de disciplinamiento, los medios además escrudiñaron en la vida
íntima y socioafectiva, que luego fue utiliza como la causal de los feminicidios de ella y de la beba, llamada Mía Soledad, a quién ella cuidaba.

Asimismo, puede leerse frases en el diario ABC Color: «y su cuidadora, Mabel Blanca González», «sería expareja de la niñera. Los registros dan cuenta de que este hombre llamó 17 veces a la niñera, que tras la comunicación accedió a encontrarse con él para terminar la relación que él insistía en retomar».

El diario Hoy es el medio que sostiene la versión de la mamá de la beba, quién culpa a Mabel del asesinato. El titular de la noticia reza: «Madre de Mía revela agresiones y lío amoroso, pide justicia para su pequeña» luego en el cuerpo del texto se pueden leer frases como: «quién sería el amante de la niñera», «la niñera Mabel Blanca González tenía un marido de apellido Lezcano, con quien tuvo cinco hijos. Ella se dejó de su esposo y se emparejó con el señor José Dolores, con quien estaba conviviendo. Sin embargo, la misma mantuvo una relación extramatrimonial con el joven Eduardo Villalba (26), quien está detenido por este caso».

Estos hallazgos dan cuenta de que evidentemente todas las noticias siguen siendo orientadas desde una nula perspectiva de derechos humanos, esa que debería de primar en casos de problematica social. Creemos que esta se debe al nulo contraste de fuentes a la hora de narrarlas. En ese sentido lo que poderosamente llama la atención es el hallazgo más resaltante: ambos medios a pesar de sus diferencias “editoriales”, siguen construyendo las noticias en base al relato policial; por más de que sean nombradas como feminicidio aún se impone una narrativa que tiende a juzgar estos crímenes como privados, a modo de seguir naturalizando y reproduciendo estereotipos de género impuestos a las mujeres en situación de violencia.

Por ello es necesario que los medios puedan rever su orientación y busquen aplicar con capacitaciones y voluntad social una nueva comunicación con enfoque de género, aquella que sea referida a un tipo de producción atenta a desnaturalizar los supuestos estereotipos. Por eso el trabajo de las y los trabajadores de prensa es indispensable para el acompañamiento de esas buenas prácticas.

Una nueva comunicación es posible.

Comentarios