“El desgaste de la figura de Morselli pone en entredicho la credibilidad del programa cultural del Congreso”

No hay comentarios

El escritor, editor y promotor cultural Ricardo de la Vega califica de “inaudita” la permanencia de una funcionaria pública como Margarita Morselli durante 15 años al frente del Centro Cultural de la República El Cabildo, el programa cultural del Congreso.

(En la foto de la derecha se observa a Morsellli con los integrantes del famoso grupo musical Il Divo. Hay sospechas de cuánto realmente pago El Cabildo por la contratación de este grupo). 

Consultado por este medio a qué se puede atribuir que una funcionaria esté tanto tiempo en un cargo público, sin que ninguno de los 15 presidentes del Congreso que hasta hoy se sucedieron haya resuelto desvincularla de la gestión de El Cabildo, de la Vega respondió: “Antes que nada, hay que congratularla por esa admirable cintura política que envidiaría cualquier presidente de seccional, y desearle, por supuesto:  ¡Feliz cumpleaños! Y mirá, no sé a qué atribuirle tanta supervivencia, es inaudito, pero algún día se sabrán los motivos”.

El martes 29 de agosto del 2017, de la Vega y los artistas y gestores culturales Emilio Barreto, Joel Filártiga, Nicolás Latourrete y Rocío Ortega, entregaron al entonces presidente del Congreso, Fernando Lugo, una nota en la que solicitaban la destitución de Morselli de su cargo de directora general del programa cultural del Congreso, “para que se desarrolle una política más plural e incluyente en el apoyo que el Cabildo ofrece al ámbito de la cultura en el país”. La petición fue en representación del espacio denominado “Cultura para Todos”, que aglutina a decenas de artistas, gestores y promotores culturales que públicamente vienen pidiendo la destitución de Morselli de su cargo.

El escritor y promotor cultural afirmó que una de las varias razones por las que el nuevo presidente del Congreso, el senador Silvio Ovelar, debiera designar a otra persona al frente del programa cultural, es que “…quince años desgastan a cualquiera, pero, en este caso,  el desgaste de su figura –la de Morselli- desprestigia al propio Congreso, poniendo en entredicho la credibilidad de todo su programa cultural”.

La hasta ahora primera y única directora que ha tenido el programa cultural del Congreso desde su misma creación -ocurrida mediante la resolución número  443 firmada el 14 de marzo del 2004 por el entonces senador y presidente del Congreso Carlos Mateo Balmelli- se dispone a mantenerse en el cargo por un año más; esta vez ante el senador Silvio Ovelar, recientemente electo presidente del Senado y del Congreso. Desde su creación, el Cabildo no conoce otra persona como directora general.

Ricardo de la Vega. Fuente: ultimahora.com

Ricardo de la Vega. Fuente: ultimahora.com

El desorden que se observa en el programa cultural del Congreso -expresa de la Vega-no es extraño  en la organización estatal del país. Ejemplifica que lo mismo ocurre en el ámbito de la salud, la seguridad y la educación públicas.  “…que El Cabildo ande por su cabeza, no es extraño”, sentencia.

Desde que fue designada en la dirección del programa cultural del Congreso Nacional, Morselli ha decidido personalmente a quién dar y a quién no dar los recursos económicos que se le asigna al Cabildo en su presupuesto anual para apoyar actividades y productos culturales en el país. Son incontables las personas, entidades y organizaciones que recibieron dinero público de Morselli, y también a las que negado estos apoyos.

Morselli está habilitada a dar estos “favores” gracias a los rubros presupuestarios 800 (Transferencias), 840 (Transferencias al sector privado) y 842 (Aportes a entidades educativas e instituciones sin fines de lucro) de la Ley 5.554 de Presupuestos. Dentro de estos rubros se dan “las transferencias monetarias directas” de El Cabildo a las iniciativas culturales. Esta fuente, según la Ley, exime a la entidad que usa los recursos públicos de la obligación de llamar a concurso mediante convocatoria de proyectos para seleccionar, mediante jurado, a los mejores. Este es el caso de los 23 mil millones de guaraníes (4.181.000 dólares al cambio actual) que Morselli dio en los últimos 7 años a quien ella considere. Esta práctica se inició en el mismo momento de la creación de El Cabildo.

Comentarios

In : Baldío