Convergencia: «Las FFAA deben estar al servicio del pueblo y no de una minoría privilegiada»

No hay comentarios

El Partido Convergencia Popular Socialista, miembro del Frente Guasu, dio a conocer su postura sobre el Servicio Militar Obligatorio (SMO) y sus reglamentaciones, debate que se dió en la semana. En un comunicado firmado Ernesto Benítez y Gustavo Torres Grossling, presidente y vice, respectivamente, la organización partidaria expuso lo siguiente:

«En los últimos días se ha desarrollado un interesante debate en torno al Servicio Militar Obligatorio impulsado por dos hechos que hace tiempo no se observaban: por un lado, el reavivamiento del SMO por parte de un Presidente de la República en todos sus discursos y hechos y, por otra parte, la reacción de la mayoría de la juventud que, a contracorriente de Mario Abdo y su intención de revivir esta obligatoriedad, acudió en masa a declarar su objeción de conciencia.

Pero como casi todos los debates, las clases dominantes y los intereses corporativos ocultan el problema de fondo colocando como lo más trascendental el hecho de “ir o no ir al cuartel”, dejando entrever que los que van al SMO son patriotas, los “machos”, los que verdaderamente aman a su país y se ponen a su servicio y, por el contrario, los que no van son apátridas, “gays”, haraganes, vagabundos; y de si hay que pagar o no una multa, etc., reduciendo la discusión en torno a temas que, si bien no dejan de ser importantes, impiden que se profundice en el análisis y se tenga claro cuál es el problema real.

Porque estos hechos son apenas lo más visible de un problema que el gobierno y todo el Estado paraguayo quiere ocultar: El rol que las clases dominantes le dan a las FFAA en nuestro país.

Una realidad que está a la vista y que la ciudadanía puede constatar en los hechos es que las FFAA, así como están organizadas en la actualidad, responden exclusivamente a los intereses económicos de las clases dominantes (sojeros, ganaderos, latifundistas, mafiosos, contrabandistas y narcotraficantes). ¡De las fuerzas policiales ya no hace falta ni hablar! La oligarquía, una minoría de ricos que nos gobiernan desde hace más de ciento cuarenta años, le ha dado el rol de guardián de sus intereses y eso es demasiado visible para una ciudadanía cada vez más informada y una juventud cada vez menos tolerante con las acciones autoritarias y represivas de sus gobernantes.

Esa realidad también habla por sí sola cuando vemos que la oligarquía, que no solamente cuida sus negocios sino también los del imperialismo, aviva el espíritu del “servicio a la patria”, pero como parte de su acostumbrada incoherencia, desde hace años viene mutilando a las FFAA armadas reduciendo su capacidad bélica, operativa, de personal e infraestructura, dejándola en una situación de obsolescencia táctica y estratégica. ¿Por qué? Porque al imperialismo no le conviene unas FFAA nacionales fortalecidas y con capacidad de combate real en una región tan cambiante como la latinoamericana. Y eso responde por qué sólo hay capacidad operativa para absorber sólo a 4.000 aspirantes ante un total de más de 70.000 jóvenes en edad de SMO. La propia oligarquía y su actual gobierno fueron los que “achicaron” a las FFAA, la volvieron obsoletas y la redujeron a un simple custodio de sus intereses.

La realidad está a la vista cuando los intereses políticos de esa misma oligarquía, durante toda la campaña de Mario Abdo, puso énfasis en el apoyo a la Fuerza de Tarea Conjunta como único justificativo para seguir financiando su estadía en el norte del país con la excusa del combate al EPP, y con cuyo presupuesto equivalente ya se tendrían que haber mejorado todas las infraestructuras educativas del norte y construido el doble de hospitales con el triple de personal médico y de blanco en general, ya se hubieran asfaltado todas las rutas del departamento, se hubiera mejorado el acceso a mercado de los productores campesinos y sacado de la pobreza a toda la población vulnerable del departamento.

Las FFAA están encargadas de la defensa de la soberanía nacional. Pero esa soberanía nacional, que reside en el pueblo, implica la defensa de los intereses de las mayorías y no los intereses de la oligarquía que representa el 1 % de la población (pero que ostenta el 90 % de las riquezas del país). Durante el gobierno de Fernando Lugo las FFAA apoyaron el proceso de recuperación de las más de 8 millones de hectáreas de tierras malhabidas que fueron regaladas a personeros del régimen stronista y que no eran sujetos de la reforma agraria. La actual forma de organización de las FFAA está demostrando que sólo está preparada para reprimir a las mayorías populares que están en permanente tensión con un Estado que los abandona a su suerte, que los deja sin salud, educación, tierras, vivienda y sin un futuro que les devuelva la esperanza en un país con justicia e igualdad. ¿Debemos obligar a nuestros jóvenes a formar parte de estas FFAA? ¡Entendemos que no!

Desde el Partido Convergencia Popular Socialista sostenemos que las FFAA deben ser altamente profesionales, lo que implica una sustancial mejora en su capacidad operativa, tecnológica, bélica y de formación profesional de su personal, pero también sostenemos que deben estar al servicio del pueblo, poniendo a disposición de los sectores más vulnerables su infraestructura, tecnología y servicios para mejorar los procesos de la cadena productiva de los pequeños y medianos productores, para ampliar y mejorar la infraestructura vial, para complementar los servicios de salud del sistema, para ampliar la cobertura de servicios y de capacitación técnica para la juventud, para apoyar los procesos de gestión de riesgos ante desastres con personal altamente eficiente y capacitado, en suma, unas FFAA que esté cerca de las necesidades de la ciudadanía.

Porque lo que está claro es que la ciudadanía y principalmente la juventud, no está dispuesta a formar parte de estas Fuerzas Armadas porque no siente que sea útil y mucho menos que ir al cuartel sea para “servir a la patria”.», concluyó señalando.

 

Comentarios

In : Política