Condenan estigmatización de enfermos de VIH/SIDA

No hay comentarios

El periodismo puede ayudar a revertir el estigma social del VIH… o a profundizarlo

03 Sep

«El periodismo puede ayudar a revertir el estigma social del VIH… o a profundizarlos», se titular el artículo con el que la Fundación Vencer analizó la polémica tapa del día 3/9 del diario «El Independiente», dirigido por Benjamín Fernández Bogado.

Aquí el artículo completo: «Esta mañana nos topamos con un artículo cuya portada parecía quitada de una película de Quentin Tarantino y un título muy sugestivo «Condenados a Muerte ¿Abrazarías a un Enfermo con Sida?”.

Si bien la intención de la periodista que redactó el artículo parecía buscar la  visualización del problema del estigma y la discriminación como barrera principal de las personas con VIH, la terminología usada y el enfoque no logró el efecto esperado.

“Enfermo”, “Portador”, “Contagio”, “Padecimiento”, “Condena a muerte”, son algunas de las palabras utilizadas que denotan una carga negativa poderosa y que necesitan ser eliminadas del vocabulario al referirse a una persona con VIH, ya que despiertan imaginarios y estereotipos que deberían haber sido ya superados desde la época de los años 80.

Cuando salen artículos con estos enfoques o términos nos cuestionamos desde la Fundación Vencer qué pesa más ¿el vender una noticia o la dignidad de las personas?

 Y aquí lo que marca la diferencia es el enfoque que se le da a esa noticia, el cuidado en utilizar las palabras cuando narramos una historia, ¿qué queremos transmitir?, ¿desde dónde me posiciono?  ¿qué quiero visibilizar y resaltar de esa historia? Y por sobre todo ¿qué impacto tendrá en la vida de las personas? ¿qué tipo de emociones generará? Y en el caso del deber ético del periodista, ¿a qué contribuyo con esta mirada y qué quiero conseguir con esta publicación? ¿contribuiré a transformar esta situación de injusticia o a profundizarla?

Usar imágenes y palabras como: muerte, vergüenza, aislamiento, miedo generará y contribuirá a más estigma y discriminación hacia la población afectada. Si el enfoque hubiera sido desde la salud, el cuidado, el respeto, la empatía y la esperanza, ¿qué otras cosas podrían haberse generado?

Y es justamente en estas diferencias de abordaje y comunicación donde podría medirse la responsabilidad ética del medio de comunicación. El poder que tiene la comunicación puede usarse para transformar o simplemente para vender, para ayudar o simplemente para mantener el estatus quo.

En Vencer nos interpelamos sobre cómo generar información que llegue a la población, pero siempre desde una perspectiva que contribuya a la promoción de los derechos humanos y la dignidad de las personas viviendo con VIH», concluye señalando.

Comentarios