Condenan concentración de medios y despidos masivos en Abc Color

No hay comentarios

El Sindicato de Periodistas denunció que el viernes 30/8 otro camarógrafo de ABC TV Paraguay fue despedido como parte del recorte de personal que los directivos de Editorial Azeta SA vienen implementando desde hace un año por reducción definitiva de las tareas en la plataforma de televisión.

La empresa, comandada por Natalia Zucollilo, viola la Ley del Trabajo, que establece que en caso de este tipo de reducción se le debe abonar al trabajador el doble de lo que le corresponde por despido injustificado (Art. 99).

«Desde el departamento de RR.HH. de la empresa reconocieron que la desvinculación no fue por incumplimiento en su trabajo, sino que efectivamente por el constante recorte de personal en Editorial Azeta SA. Esto, luego de que el jefe de Redacción, Armando D. Rivarola, y el director de ABC TV, Roberto Sosa Britez, garantizaron que ya no habría más desvinculaciones por recortes», informó el SPP.

«En julio, unos 30 empleados fueron despedidos por reducción de tareas, que se suman a casi 50 en todo un año, y que principalmente eran de la plataforma de TV. Pero a ninguno se le abonó el doble de indemnización que estipula la Ley Laboral», agregó.

El Sindicato ya pidió la intervención del Ministerio de Justicia de Paraguay y ya suman cuatro solicitudes similares que la ministra Carla Bacigalupo hace caso omiso, se indicó. «Exigimos la intervención del Ministerio y que se respete los derechos laborales de los trabajadores en un evidente caso de reducción definitiva de las tareas», señaló.

Advertencia y pedido

En un pronunciamiento público el SPP recordó que «viene advirtiendo hace años sobre el peligro que entraña la concentración de medios en grupos oligopólicos, de lo dañino que es en términos sociales».

El documento in extenso expone que: «Como trabajadores de prensa, sufrimos como consecuencias directas la precarización laboral, los malos salarios, las persecusiones a la organización, elementos a los que plantamos pelea en condiciones muy desfavorables.
Pero también, miembros del cuerpo social, padecemos la nefasta manipulación, distorsión y unificación de los discursos en favor de los ricos y poderosos y de un modelo económico que tiene pocos ganadores y demasiados perdedores.
Los administradores del estado los terminan obedeciendo, siguiendo sus agendas de desigualdades con el temor de quedar bajo el dedo acusador de la gran prensa.
No se entiende de otra manera el temeroso silencio de la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, ante el despido masivo practicado por la Editorial Azeta que imprime el diario Abc Color.
Preocupante cuando la amenaza de nuevas cesantías está latente.
Más cuando se ve cómo desvergonzadamente el ex presidente Horacio Cartes, hace gala de su prepotente mala educación frente a la pregunta de una compañera.
Dueño de un grupo de medios importante, en un sólo acto, el empresario tabacalero exhibió ante todos para qué se concentran los medios. Sólo para decir lo que sus intereses económicos pretenden, caso contrario habrá que “bajar dos cambios”.
La periodista le había pedido una evaluación de la gestión de Mario Abdo Benítez, el presidente al que Cartes salvó de un merecido juicio político por la escandalosa gestión de la contratación de la energía de la represa de Itaipú para la Administración de Electricidad (Ande).
De eso no se habla, fue el claro mensaje.
Llamamos a la reflexión a nuestro pueblo sobre esta situación y los invitamos a sostener los canales alternativos de comunicación, a defender las radios comunitarias, los medios independientes, los medios públicos, para que no se secuestre la verdad de los muchos.
Hoy, más que nunca, la lucha es por la democratización de la información», concluye señalando. .

Comentarios