Comunidades indígenas del Bajo Chaco se encuentran en total estado de abandono

No hay comentarios
Las aldeas Colonia 96 y Buena Vista, del Pueblo Enxhet, se encuentran en total abandono por parte del Estado Paraguayo. La falta de caminos hace que vivan prácticamente todo el año aislados y sin acceso a derechos básicos como salud, alimentos, agua potable y educación; esta situación afecta principalmente a los niños y niñas de las comunidades que se ven vulnerados en sus derechos, denunció la Ong. Tierraviva.
Las aldeas pertenecen a la Comunidad Payseyamexempa’a y se encuentran ubicadas en el kilómetro 357 de la Ruta que une Pozo Colorado y Concepción, distantes a 55 kilómetros al Este de dicha Ruta. El 45% de los miembros de esta comunidad son niños.Según comenta el líder de Colonia 96, Rosalino Moreira, alrededor de 15 personas habrían muerto en los últimos años por no recibir asistencia sanitaria, esto se agravó durante el 2017 por lo que al inicio del año 2018 las 20 familias que conforman la comunidad decidieron abandonar sus tierras y asentarse a la altura del kilómetro 349 de la ruta que une Pozo Colorado y Concepción. Esta salida fue comunicada al Instituto Paraguayo del Indígena y a la Secretaría de Emergencia Nacional, pidiéndoles asistencia sin recibir ninguna respuesta

“Teníamos que caminar 55 kilómetros para poder llegar a la ruta, dos hijos míos murieron en mis brazos cuando intentábamos sacarlos para que sean atendidos” relató el líder indígena agregando que el territorio que ocupan ambas comunidades está rodeado por estancias que no permiten el paso de los indígenas por su propiedad.

La atención en salud a estas comunidades llega apenas dos o tres veces al año mediante presiones de los miembros de la comunidad, sin embargo, estas atenciones son apenas un paliativo para las constantes afecciones de salud que sufren los pobladores, principalmente los grupos más vulnerables como la niñez y los adultos mayores. Según se rescata del reporte de la última asistencia sanitaria recibida por los miembros de Buena Vista la mayoría de los casos atendidos se relacionaban con afecciones respiratorias, desnutrición y parasitosis.

Actualmente un niño de 11 años se encuentra internado con un avanzado caso de Tuberculosis en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INERAM); debido a la falta de atención oportuna la enfermedad avanzó rápidamente afectando la vista, el oído y la voz del chico. También se han dado casos de muertes por complicaciones perinatales y de adultos mayores que no recibieron asistencia adecuada debido a que no pudieron ser trasladados hasta los centros asistenciales

Esta situación de abandono no es nueva, ya en el año 2007 las comunidades habían presentado un recurso de amparo para exigir una atención adecuada al Estado paraguayo, la misma acción se repitió en el año 2016.

En el mes de Diciembre de 2016, el Juez Penal Julián López Aquino hizo lugar al pedido de amparo promovido por las comunidades con el acompañamiento jurídico de la Organización Tierraviva, en su resolución el Juez ordenaba al Estado a prestar atención sanitaria y proveer alimentos y otras necesidades requeridas a las comunidades Colonia 96 y Buena Vista; esta resolución se ejecutó durante apenas un par de meses para volver a quedar finalmente en el olvido.

Otro punto que muestra la situación de extremo abandono en que viven ambas aldeas es la falta de acceso a la Educación, ya que la escuela quedó cerrada debido a que no se puede acceder a la misma, por lo que decenas de niños indígenas no iniciarán las clases en este año lectivo.

Según la abogada de Tierraviva, Adriana Agüero, la falta de atención por parte del Estado a esta comunidades representa una discriminación estructural contra la población indígena “desde que ellos ingresaron a estas tierras en el año 1996, nunca más fueron asistidos ni existió ninguna planificación que permita el desarrollo de las comunidades, por ejemplo el servicio de documentación llegó una sola vez en todos estos años” añadió.

“El Estado está en conocimiento de la grave situación que atraviesan los pobladores de Colonia 96 y Buena Vista, desde hace tiempo los líderes vienen insistiendo con una mesa interinstitucional que permita elaborar un plan de atención integral a la comunidad, pero no son atendidos por las autoridades. Las únicas veces que fueron atendidos fue por casos de emergencia” sentenció la abogada quien añadió que el Estado se expone una vez más a acciones ante organismos internacionales por violar los derechos fundamentales de los pueblos indígenas.

Para más información se los puede contactar a los teléfonos 0992-447638 o 0982-419236.

Comentarios