Comunidades campesinas asentadas por INDERT amenazadas por desalojo judicial

No hay comentarios
Escuche audio: Ir a descargar

Asunción (Demoinfo) Las comunidades campesinas de Comuneros, Renacer y Primavera en el distrito de Minga Guazú (Alto Paraná), están siendo objetas de desalojos. Estas colonias cuentan con adjudicaciones definitivas del INDERT. Son propiedades públicas adquiridas por el Ministerio de Agricultura ya en 1973 en plena dictadura Stronista, dijo a Demoinfo Paraguay Tomás Zayas, de la Asociación de Agricultores del Alto Paraná (ASAGRAPA).

Durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos parte de las tierras fueron autorizadas para conformarse en el lugar colonias campesinas y así se crearon Comuneros, Renacer y Primavera, asegura el dirigente al expresar su asombro porque ahora de repente aparece una supuesta persona diciendo que es propietaria, incluso con orden judicial emanada del juez Darío Aguayo quien el pasado 29 de octubre ya emitió el documento para ejecutarse el desalojo. Según Zayas, los campesinos se encuentran en asamblea permanente para evitar ser desalojados.

Preocupación

Por su parte, el Observatorio de la realidad campesina e indígena del Paraguay (ORCIP) que funciona en la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA) con sede en Foz de Iguazú, emitió un comunicado en el que manifiesta “la necesidad de una inmediata búsqueda de soluciones justas y pacíficas para la situación de las comunidades campesinas e indígenas que están siendo afectadas por una nueva ola de violencia e injusticias en el Paraguay.

En el transcurso de este último mes varias comunidades indígenas y campesinas han sido afectadas por intervenciones policiales y ataques de particulares ligados a presuntos empresarios del agronegocio. Esto se ha manifestado con particular dureza en varias comunidades de los departamentos Alto Paraná, Saltos del Guairá, Caaguazú y Canindeyú.

En este momento hay una sentencia del juez Mario Aguayo de desalojo de una gran parte de las familias campesinas de los asentamientos Los Comuneros, Primavera y Tapyi Pyhau ubicados en el Km. 30 de la ruta que une Minga Guazú con Encarnación, en el Departamento Alto Paraná, comunidades que que cuentan con más de quince años trabajando y construyendo el país en ese lugar. La sentencia es a favor de empresarios brasileños que presentan una superposición de títulos, ya que estas tierras fueron entregadas a las familias por el mismo Estado paraguayo en 2005.

El Estado paraguayo tiene que intervenir en forma urgente, clara y contundente para proteger y apoyar a estas comunidades de cualquier injusticia y violencia y jamás ordenar medidas contra ellas. Las acciones judiciales y policiales tienen que estar a favor de respuestas justas al pueblo paraguayo y nunca en su contra.

Ya existe una lamentable historia en este sentido y esto no puede repetirse”, consideró el estamento académico.

Comentarios