Cerca de 250 mil brasileños y “brasiguayos” viven en el país

No hay comentarios

Es muy difícil precisar la cantidad de brasileños y brasiguayos residentes en Paraguay como consecuencia de las olas masivas de migración. Además de las lagunas de sub registros que dejan, las estadísticas oficiales registradas están desactualizadas. Y los datos elaborados por instituciones privadas e investigadores de diversos países varían pronunciadamente.

El geógrafo francés Sylvain Souchaud, en su libro Geografía de la migración brasileña en Paraguay, recordaba que en 1962 la población brasileña en Amambay, Kanindeju y Alto Paraná alcanzaba las 2.250. En 1972 son censados uno 30 mil, según consta en el libro. Souchaud se hacía eco de los censos poblacionales de 1962 y 1972. En su libro Fronteras y penetración brasileña (1977), Domingo Laíno recordaba los datos censales de 1972 para los departamentos de Concepción, Kaaguazú y Alto Paraguay, donde los brasileños eran, respectivamente, 1.054, 1.216 y 414. Se observa entonces que el ingreso de brasileños se registraba, en los primeros tiempos, principalmente por la llamada “frontera seca” con el Brasil.

En el segundo lustro de 1970 se produce un brusco incremento de la migración brasileña. Volviendo a Souchaud, éste estima que a principios de 1980 son entre 250 mil y 300 mil. Sin embargo, otros autores como Sprandel (1991), y Pébayle (1994) estimaban en 500 y 400 mil, respectivamente, los migrantes.

Lo que parece quedar claro es que la curva migratoria brasileña va decreciendo desde sus inicios a principios de 1960 hasta hoy. La curva salta extraordinariamente en los años de 1970. Luego comienza a decrecer paulatinamente. Un elemento a considerar con los datos oficiales de la Dirección General de Encuesta, Estadística y Censo (DGEEC) es el sub registro de sus estudios; es decir la población que no se registra, por diversos motivos. Así, la mayoría de los autores, en el caso de la migración brasileña, considera que los no registrados son mayores que los registrados en los censos, habida cuenta la enorme cantidad de brasileños indocumentados y la ineficiencia de la DGEEC al realizar el trabajo.

Siguiendo con los censos oficiales, según el de 1992 la población brasileña en Paraguay alcanzaba las 108.526 personas. El Censo 2002 de la misma institución gubernamental indicaba que 81.616 residían en territorio nacional.

De acuerdo a un reciente estudio del investigador Daniel Campos, éste estima que la cantidad de brasileños que estarían viviendo hoy en el país sería entre 150 mil y 200 mil. Su cálculo se basa en los operativos retornos que organizaron tanto los gobiernos brasileños como las organizaciones civiles del Brasil; además, Campos tiene en cuenta los éxodos que se produjeron en el año en que vuelve la democracia en el país vecino, que genera esperanzas de cambio, y en 1989, cuando, ante la caída de la dictadura de Stroessner, muchos brasileños prefirieron abandonar el Paraguay por la incertidumbre en cuanto a su seguridad.

Por último, un dato importante para estimar la cuestión serían las 326 mil personas que dijeron hablar el idioma portugués, además de otros idiomas, según el Censo Poblacional del 2002. En este sentido, si consideramos como base la cantidad de brasileños residentes nacidos en Brasil (81.616) que hablan su idioma natural (además de hablar otro idioma), a la que le sumamos: a) Los sub registros propios de los datos oficiales b) Los brasileños indocumentados que evitan deliberadamente las encuestas c) Los “brasiguayos” , y le restamos los números de paraguayos y paraguayas que hablan portugués, fácilmente llegaríamos a unos 250 mil pioneros brasileños y “brasiguayos” residentes hoy en el país.

Respecto de la palabra “brasiguayos”, la utilizamos para describir a los hijos de pioneros brasileños (los primeros que llegaron al Paraguay) nacidos en territorio nacional que son productos más de la cultura brasileña que de la paraguaya. Tanto brasileños como brasiguayos tienen identidad brasileña y parte importante de sus actividades económicas son funcionales a la economía brasileña. Entendemos que los hijos de los brasiguayos ya son paraguayos, culturalmente hablando, es decir con una identidad.

 

 

Comentarios