Caso Lava Jato impacta en Paraguay: La Interpol busca a Horacio Cartes

No hay comentarios

En el marco de la “Operación Patrón”, el juez brasileño Marcelo Bretas emitió una orden de captura contra Horacio Cartes, por haber ayudado a esconderse al cambista brasileño Darío Messer, uno de los principales implicados en la megacausa Lava Jato, que investiga el lavado de dinero en el vecino país.

El ex presidente ya tiene código rojo de Interpol, pero se necesita una orden local para detenerlo que se entiende se verá demorada en su gestión.

La noticia conmocionó la política nacional, al punto que el presidente Mario Abdo Benítez dijo que el gobierno analizaría el caso, reiterando que en su gestión “no hay intocables” y que “todos tenemos que rendir cuentas ante la justicia”.

A su turno, el presidente del Congreso, el liberal Blas Llano, aliado incondicional de Cartes, salió a la palestra a decir que éste tiene fueros como senador vitalicio.

Le respondió de inmediato el senador Efraín Alegre, rival interno de Llano en el Partido Liberal y ex candidato a presidente en la alianza que conformara con el Frente Guasu que lidera Fernando Lugo. «Creo que él no tiene fueros, creo que tiene cómplices en el Congreso porque nunca asumió ni juro en la senaduría activa ni vitalicia». Luego agregó: «Siempre se supo que lo ocultaron y siempre se supo que él –Horacio Cartes– formaba parte del crimen organizado y muchos otros delitos”, mencionó.

La operación lleva el nombre “Patrón”, debido a que esa era la manera en que Messer se dirigía al ex presidente paraguayo que llegó a considerar públicamente al brasileño como su “hermano del alma”.

Darío Messer, “el doleiro de los doleiros” como se lo conoce en Brasil estuvo prófugo de la justicia durante más de un año y fue detenído en San Pablo el pasado 31 de julio en el lujoso barrio Los Jardines.

Aquella detención se dió justo en el momento en el que Cartes había decidido acompañar el juicio político que la oposición planteó contra el presidente Mario Abdo Benítez por su gestión contraria a los intereses nacionales en la contratación de la potencia energética de la represa Itaipú de la que Paraguay es copropietario.

El 1 de agosto Cartes daría marcha atrás dando la orden a diputados y senadores de su línea interna del Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana (ANR), su nombre oficial) y se especuló que la decisión habría tenido que ver con la posibilidad de que Messer declarara en su contra.

Lo cierto es que el juez Marcelo Bretas, de la Séptima Corte Federal de Río de Janeiro, solicitó la activación del código rojo de Interpol, con lo que virtualmente Cartes quedará “preso” dentro del país mientras es acusado en Brasil de haber colaborado para la fuga y para el ocultamiento de patrimonios de Messer.

Dan Wolf Messer, Juan Pablo Jiménez Viveros, primo de Cartes, y el empresario Adolfo Granada Cubilla también están acusados con los mismos cargos de acuerdo a un reporte de la red Globo.

Messer es acusado de lavar unos US$ 20 millones. De ellos habría destinado US$ 17 millones en un banco de Bahamas y lo demás se usó para garantizar la impunidad de la operación pagando a políticos y operadores.

El lavado de dinero tiene en el Brasil una pena máxima de 10 años, en tanto que la de organización criminal conlleva una de 8 años.

Vale recordar que publicaciones de octubre de 2011 de Wikileaks daban cuenta de que los Estados Unidos habían investigado a Horacio Cartes como presunto cabecilla de una red de lavado de dinero.

También Bretas puso en ejecución otras 27 órdenes judiciales a cumplir en São Paulo y Ponta Porã: 6 de arresto, 3 de arresto temporal y 18 de búsqueda y aprehensión.

En ese marco detuvieron al “doleiro” Najun Azario Flato Turner, en Itaim Bibi, zona oeste de São Paulo y había también intervenciones en Copacabana, Río de Janeiro.

Coimas a Villamayor

“Hay una posible influencia del (ex) ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor. Son datos graves”, dijo Marisa Ferrari, procuradora del Brasil al comentar los datos de la investigación contra la abogada María Leticia Bóbeda.

Ferrari indicó que Bóbeda le habría requerido a su defendido Darío Messer, 2 millones de dólares para el entonces ministro para que niegue la extradición

Dijo además que Villamayor habría recibido 600 mil dólares para negar la extradición de Luiz Henrique Boscato. “Y efectivamente, fue negada”, apuntó.

“Estas pruebas demuestran que las influencias de Darío Messer y su organización criminal con las autoridades paraguayas, son muy fuertes”, consideró Ferrari.

Comentarios

In : Destacados