Cartes quiere oficializar su idea de que Paraguay es muy fácil

No hay comentarios

El proyecto de ley se llama “De Garantías para las Inversiones y Fomento a la Generación de Empleo y el Desarrollo Económico y Social”. Ahora el trámite de aprobación se encuentra en el Senado.

En el Paraguay ya existe una serie de normas que promueve la radicación de capitales, entre ellas la 60/90, que exonera de impuestos la constitución de sociedad anónima, la radicación de capital, en dinero, bienes, recursos y tecnología.

También el bajo impuesto a la renta empresarial (10) es un incentivo ya consagrado desde “el impuestazo”, aquel proyecto que fuera elaborado durante la administración de Nicanor Duarte Frutos, de la mano técnica de Dionicio Borda.

Nuestro país cuenta con los impuestos directos más bajos de la región. Aún con este expediente, ahora el gobierno de Horacio Cartes propone, en dicho proyecto, garantizar la transferencia de las ganancias al exterior sin impuesto ni impedimento alguno. Incluso del capital invertido toda vez que cumpla con una serie de requisitos.

Así nos dice, en su artículo Artículo 5º, que es derecho de los inversionistas “transferir al exterior sus capitales y las utilidades líquidas que estas originen”.

En cuanto a las remesas de capital nos dice que esto solo puede darse un vez transcurridos dos años desde la fecha de la puesta en marcha de la respectiva empresa y con sujeción a lo establecido en la presente ley.

Para que no queden dudas, aclara y se sentencia: “las remesas de utilidades (ganancias) no estarán sujetas a plazo alguno”.

Señala que el “tipo de cambio aplicable para la transferencia del capital y de las utilidades líquidas al exterior será el más favorable que los inversionistas puedan obtener en cualquier entidad autorizada por el Banco Central para operar en el mercado cambiario”.

Dictamina, sin embargo, que el acceso al mercado cambiario para la remisión de capitales o utilidades al exterior “estará sujeto a lo establecido en la presente ley y la legislación vigente sobre el control del lavado de dinero, en los términos previstos en la reglamentación”.

Impuesto a la renta

Este proyecto de ley se propone igualmente consagrar “la invariabilidad de la tasa impositiva del impuesto a la renta que grava la actividad desarrollada por la empresa beneficiaria de este régimen por un plazo de hasta 10 (diez) años, contados desde la puesta en marcha de la correspondiente empresa, en el mismo porcentaje vigente a la fecha de la firma del respectivo contrato”.

El contrato, en el marco de esta ley, se establece con el Estado. Si mañana prosperara una ley que grave más del 10 por ciento a la renta empresarial, dicha ley no podría aplicarse a las empresas instaladas en el marco de la ley de “De Garantías para las Inversiones y Fomento a la Generación de Empleo y el Desarrollo Económico y Social”.

Entre las obligaciones de los inversionistas, se estipulan “incorporar la totalidad del capital en el plazo establecido en el contrato; la sujeción a la legislación nacional en los términos establecidos en el artículo 9° de la presente ley y el fiel cumplimiento del correspondiente contrato.

En este enlace puede encontrar el texto íntegro del proyecto de ley del Ejecutivo y sus trámites en el Senado: http://sil2py.senado.gov.py/formulario/VerDetalleTramitacion.pmf?q=VerDetalleTramitacion%2F103357

Comentarios

In : Economía