Se subestima el peligro real de que Paraguay pierda soberanía sobre parte de su territorio

No hay comentarios

La extranjerización creciente de la tierra, en especial la que está en propiedad de ciudadanos brasileños está adquiriendo niveles alarmantes, que ya no puede ser tolerada, protegida, ignorada o subestimada por el estado paraguayo, bajo la excusa de que son “productores” o de que sería “xenófobo” dictar medidas al respecto. Brasil y Argentina ya han dictado leyes de restricción a la extranjerización de la tierra, y en julio del 2014 la Cámara de Representantes de Uruguay, por unanimidad ha dado media sanción a una ley que restringe la extranjerización de la tierra. En el cono Sur, sólo el Paraguay carece de una ley similar. Sólo el Estatuto Agrario prohíbe la adjudicación de tierras de reforma agraria a ciudadanos extranjeros desde el 2004. Una de las razones por las cuales el estado paraguayo debe tomar medidas urgentes, es la de la integridad territorial y la soberanía nacional sobre su territorio.La dominación, tutela o protectorado del territorio de un estado por otro estado, no ha desaparecido, sino sólo ha cambiado de forma.

Brasil es la principal amenaza en este sentido, pues las clases dominantes de éste país y sus expresiones políticas y militares, no están dispuestas a permitir al Paraguay aplicar su constitución, sus leyes y el ejercicio de su autoridad, cuando no estén de acuerdo con los intereses de sus connacionales, propietarios de los amplios territorios que ocupan en territorio paraguayo. Es la aplicación de la frontera viva, que forma parte  de la doctrina geopolítica brasilera según la cual las líneas demarcatorias de su país no son estables, fijas y permanentes, sino que son móviles y relativas que van hasta donde estén sus connacionales y hasta donde se expanden sus intereses económicos

Un indicador del peligro en el que se encuentra la soberanía nacional sobre dichos territorios, constituye la información secreta filtrada por Wikileaks, que revela que, para la “CIA  en las sombras”, Brasil ha evaluado entre los años 2009 y 2012, intervenir militarmente en Paraguay o promover un golpe de estado, si el estado paraguayo continuaba con su acción de exigir legalidad a los títulos de propiedad de ciudadanos brasileros, denominados Brasiguayos, muchos de ellos en situación ilegal. En efecto, la Strategic Forecasting, Inc, más conocida como StratFor es conocida como la Cia en las sombras, y es una agencia privada estadounidense especializada en servicios de inteligencia y espionaje para grandes empresas multinacionales y gobiernos de todo el mundo, que tiene su sede en Texas. Según los mails, StratFor tiene entre sus clientes al  Ministerio de Defensa del Brasil. Esta información fue dada a conocer por el diario argentino Página 12 en marzo del 2012. Los diarios paraguayos se hicieron eco de la información aparecida en éste diario, pero sin darle seguimiento ni mayor importancia.

Según uno de los mails de StratFor citado por el mencionado diario, una fuente militar brasileña le confió al agente Paulo Gregoire de dicha agencia, que la ofensiva política de Brasilia para proteger los intereses brasiguayos no había arrojado los resultados esperados y sugirió que Brasil se estaba preparando para actuar militarmente en Paraguay si las cosas empeoraban. Así mismo, el informe de StratFor contiene el siguiente intercambio, en el que los analistas de la agencia manejan una solapada posibilidad de un golpe de estado apoyado o consentido por el Brasil.

Pregunta el Agente Allison Fedirka: “Con respecto a los brasiguayos y Brasil, ¿podés especificar a qué tipo de decisiones te referís? ¿Qué curso de acción tomaría Brasil y cuál sería el punto de quiebre? ¿Tendrá que actuar Brasil antes de que Lugo sea reemplazado en el 2013?” Responde el Agente Paulo Gregoire: “Por lo que pude entenderle a la fuente, Brasil recién empieza a pensar sobre otras medidas y que en ese caso las cosas tendrían que empeorar, pero todavía están en la etapa inicial”. StraFor siguió con mucha atención el conflicto del estado paraguayo con los colonos brasileños en situación ilegal entre los años 2009 y 2012. Seguidamente, otro mail de StratFor transcribe una conversación entre su agente y una fuente militar brasileña,  diciendo el agente que,  “La fuente aclaró que Paraguay nunca soñaría con confrontar a Brasil y entiende perfectamente su papel de subordinado”. “Al mismo tiempo Paraguay tiene un temor saludable al potencial de dominación que tiene Brasil y no le gusta ver a Brasilia involucrada y poderosa dentro de Paraguay”, señala el informe.

Esta es la opinión y la doctrina existente en determinados sectores políticos del Brasil y las Fuerzas Armadas, ambos con mucho poder en la política brasilera. Desconocer ésta situación y seguir cerrando los ojos ante la misma, es más que una negligencia o ingenuidad, es cobardía y entreguismo. Entre otras medidas a tomar,  compete al Congreso Nacional dictar una ley que restrinja la propiedad de tierras a extranjeros. Entre las medidas que compete al Poder Ejecutivo se encuentra la necesidad completar el amojonamiento y culminación de la franja de seguridad fronteriza. Pero también se debe dictar una ley que sancione a los escribanos públicos que autoricen transferencias de propiedad en dichas zonas, así como castigos a funcionarios de la Dirección General de los Registros Públicos y del Servicio Nacional de Catastro que inscriban la transferencia de dichos inmuebles. También el estado debe tener mayor presencia militar, policial, educativa, judicial y de otras instituciones.

 

Comentarios

In : Blogs