El presidente es un abusador

No hay comentarios

Por Simón Cazal*

Someter a un adolescente a su cargo, su propio hijo, al régimen militar del servicio militar obligatorio, siendo menor de edad, en contra de su voluntad, en un país con 147 muertes en ese servicio ya es de por sí aberrante.

Hacer esto, empujando a ese muchacho a una vida miserable de autoritarismo y sometimiento a la autoridad solo para promocionarse populistamente y congraciarse con los peores sectores de nuestra sociedad es un nuevo nivel de bajeza. Tratarle a tu propio hijo como una pieza de utilería en tu carrera política es super perverso, aplaudirle a alguien que lo hace, también.

Necesitamos abandonar esta cultura de adoración de lo militar, que es en el fondo, una cultura de adoración a la muerte: soñar con morir como «héroe», «cumplir con el deber» a costa de la vida.

Acabemos con el «vencer o morir» de una buena vez.

*Director Ejecutivo de SomosGay

Comentarios

In : Blogs