Drama y calvario campesino y bañadense

No hay comentarios

Por Ernesto Benítez

Es doble expulsión y doble muerte socio cultural. Sin territorio no hay cultura, no hay vida.

El campesinado paraguayo se fue constituyendo como sector social en un largo proceso sociocultural de más de 300 años. Su relación con la tierra nunca se dio desde la mirada colonialista, eurocéntrica y unidimensional, donde

Tierra = medio de producción = mercancía.

Su mirada en relación a la tierra fue siempre territorial

Tierra = territorio = espacio de vida = espacio multidimensional.

Así se entiende la tierra/territorio como:

*Espacio ecológico = interrelación con la naturaleza.

*Espacio social = interrelación entre seres humanos en complementariedad.

*Espacio cultural = su Teko, cómo trabaja, produce, come, canta, siente, cree, se relaciona con los demás, con la naturaleza, sus valores, de cómo muere y hasta es enterrado.

*Espacio económico = produce para el Tyguatã = satisfacción física; produce para el Py’aguapy = satisfacción espiritual; y produce para el Tekoporã = buen vivir.

*Espacio político = la autoridad no se gana con el dinero, sino con el humanismo, la solidaridad, el ejemplo.

*Espacio tecnológico = las herramientas, las técnicas productivas, la semilla, la sabiduría utilizada responden a su forma de entender el mundo.

* Espacio filosófico = la relación y la mirada a la naturaleza es de interrelación, complementariedad, reciprocidad y diversidad.

El campesino expulsado, que migra, pierde sus raíces sufre una primera muerte socio cultural,

Ojeheko’o = Tekocidio, Etnocidio.

Cuando se instala en los Bañados, en su nuevo territorio = espacio de vida, le llevará mucho tiempo, de 20 a 30 años para recrearse, reinventarse, reconstruirse, hibridarse, ya no 100% campesino, ni 100% ciudadano, sino un ser sociocultural nuevo.

Si las aguas, las topadoras, el gobierno, el capital, le expulsan de su nuevo espacio de vida, esa es su segunda migración, expulsión y su segunda muerte socio cultural.

Es dolorosamente brutal.

Comentarios