Así está Marina Kue hoy

No hay comentarios

La Plataforma Social de Derechos Humanos visitó el asentamiento de Marina Kue para analizar el desarrollo comunitario que se viene dando en el mimo.

Aquí el reporte de la entidad:

“El sábado 1° de diciembre visitamos con una delegación de la Plataforma Social la comunidad campesina de Marina Kue, con el objetivo de apoyar su emblemática lucha por los derechos campesinos, presentarles el espacio de la Plataforma y conocer sus realidades.

Quisimos que nuestro primer diálogo sobre los derechos humanos hoy fuera en este territorio que expresa la histórica lucha del campesinado en el Paraguay por su derecho a la tierra y a la vida, y la vinculación de esta lucha con la democracia, la justicia y la libertad en nuestro país.

La lucha por la tierra, la justicia y la libertad continúa

La masacre de Curuguaty, ocurrida el 15 de junio de 2012, en la que perdieron la vida once campesinos y seis policías, fue utilizada por el bloque de poder autoritario para concretar un golpe de Estado parlamentario y criminalizar a las luchadoras y luchadores campesinos. En julio de 2016, a través de un juicio repleto de arbitrariedades, once personas campesinas fueron condenadas con penas y medidas de hasta 35 años de prisión. Gracias a las masivas articulaciones de solidaridad con la causa de las familias campesinas de Marina Kue y por la libertad de las presas y presos políticos, el 26 de julio de 2018 la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), integrada por tres camaristas, revocó las condenas, ratificando los argumentos que las organizaciones sociales han planteado desde el inicio del proceso.

Con este avance, la lucha por el derecho a la verdad y a la justicia sigue. Las muertes de los once campesinos no han sido investigadas hasta hoy por el Estado paraguayo. Tampoco se ha conformado una comisión independiente que posibilite a la sociedad conocer la verdad sobre lo ocurrido el 15 de junio de 2012.

A su vez, decenas de campesinos de Marina Kue aún siguen con procesos penales abiertos, a instancias de la Fiscalía General del Estado. Al mismo tiempo, la Fiscal General del Estado ha denunciado a los camaristas que, integrando la Sala Penal de la CSJ, absolvieron a los campesinos ilegalmente condenados en el caso Curuguaty.

Con relación a las tierras, desde mediados de 2015, familias campesinas de Marina Kue reocuparon las tierras destinadas a la reforma agraria que habían sido usurpadas por la empresa Campos Morombi. Es necesaria la derogación de la Ley N° 5.530/2015 por la cual el Poder Legislativo aceptó una transferencia de inmueble ofrecida por la empresa Campos Morombi, a favor de la Secretaría del Ambiente. Dicho acto es inconstitucional, dado que la empresa Campos Morombi no puede hacer donación de una tierra que no le pertenece, que se encuentra en litigio y que debe ser destinada a las familias campesinas de Marina Kue, legítimas poseedoras y sujetos de la reforma agraria.

“Nuestras memorias son nuestras raíces”

En un contexto sumamente adverso, en medio de un inmenso “mar de soja transgénica” en el que no se cumple ninguna normativa ambiental relativa al uso de agrotóxicos, más de cien familias se encuentran construyendo un asentamiento para hacer posible la vida campesina. Hemos visitado sus chacras y huertas, admirando la producción de toda clase de alimentos sanos y de otros rubros productivos campesinos, frutos del arduo trabajo cotidiano. Las familias campesinas ya se encuentran produciendo alimentos para autoconsumo y, en muchos casos, para la comercialización del excedente. A su vez, en la escuela “Mártires de Marina Kue” se encuentran estudiando 86 niñas y niños.

También acompañamos al equipo de labor comunitaria que se encontraba trabajando en el arreglo del camino principal de acceso y salida de la comunidad, camino construido íntegramente por las familias pobladoras. Varios referentes luchadores campesinos de Marina Kue, ex presos políticos, se encontraban realizando este trabajo.

En la plenaria que compartimos con familias de la comunidad conversamos sobre la lucha por los derechos humanos en el Paraguay, la importancia de los derechos campesinos y de la lucha campesina en Marina Kue. Margot Bremer rscj, integrante de la Plataforma Social, explicó con una hermosa metáfora el poder de la memoria para la construcción de una nueva sociedad, humana y solidaria. “Cuanto más profunda son sus raíces, los árboles pueden crecer más altos y más fuertes. Nuestras memorias son nuestras raíces. La memoria del pasado abre el horizonte hacia el futuro. Es la memoria la que puede dar la unidad en la diversidad, si todos reconocen la raíz de esta comunidad que son los once campesinos que perdieron su vida en la lucha por la tierra. Es a esa memoria a la que deben volver siempre para poder construir una comunidad campesina fuerte y solidaria”.

Otro integrante de la Plataforma, Rubén Villalba, ex preso político por el caso Curuguaty y luchador por los derechos campesinos, enfatizó la importancia de la conciencia y la organización social, el fortalecimiento del poder popular para que los derechos humanos que se encuentran reconocidos por las leyes, pero que no son aplicados por las instituciones del Estado, realmente se cumplan para todo el pueblo.

Esta actividad la hemos realizado con el apoyo de FIAN, una organización internacional que acompaña activamente en Naciones Unidas la Declaración de los Derechos Campesinos y que ha apoyado desde un principio la lucha de las familias campesinas de Marina Kue.

La Plataforma Social de Derechos Humanos, Memoria y Democracia es un colectivo de personas de diversos sectores sociales y del movimiento popular organizado que trabaja en la defensa y promoción de los derechos humanos, teniendo como base el principio de solidaridad entre las personas y los pueblos”, concluye señalando.

Comentarios