Analizan el caso de los seis condenados 37 años y medio de prisión

No hay comentarios

Agustín Acosta, Arístides Vera, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez y Simeón Bordón eran dirigentes de Patria Libre y del Movimiento Agrario Popular (MAP). Los mismos fueron acusados de participar del secuestro de Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas, y de la decisión de matarla cuando estaba en cautiverio, en 2005.

El testimonio en cuestión, el de Dionicio Olazar, formuló contradicciones en todos los estados del juicio.

En un primer momento, dijo que Osmar Martínez, el presunto cabecilla del secuestro, era “un dictador” que tomó él la decisión de ejecutar a la hija del ex presidente.

Luego dijo que se tenía un brazo político, el que efectivamente, en una asamblea del 24 de diciembre, resolvió la ejecución.

Luego cambió otra vez señalando que la mencionada asamblea se desarrolló el 13 de enero y que a la mujer se la ejecutó el 14.

El primer juez que atendió su caso, Mayor Martínez, les dijo, en el 2005, a los fiscales que no podía meterlos en prisión solo con un testimonio, siendo que los afectados presentaron un montón de testimonios a favor.

Al ocurrir esto, la defensa de los afectados les recomendó pedir asilo político, por considerar que el intento de acusación era “político” y que no habría posibilidades reales de ejercer el derecho a la defensa.

Ya en la Argentina, aun con asilo temporal, el gobierno de ese país admitió la prisión, por pedido de la justicia paraguaya, en la cárcel de Devoto. Estuvieron allí dos años y medio.

Estas contradicciones pasaron de largo en un proceso donde “la condena ya estaba tomada”, al decir Mirna Rodríguez, hija de Roque Rodríguez.

En la Argentina ya se lo conoce, en círculos de derechos humanos, como el caso de los seis campesinos paraguayos.

Qué pasó con el informe forense

Estas contradicciones en el testimonio de Olazar, un posible infiltrado en la organización (Patria Libre), acusada de ser la que secuestró a Cecilia Cubas, pudieron haberse contrastado con más precisión de ser el informe forense más preciso en la fecha de la muerte de la hija del ex presidente.

El informe forense establece un lapso muy laxo, de casi 30 días.

Luego a los seis acusados los trajeron acá, y acá, no le computan los años en prisión en la Argentina. Lo que implica que, en realidad, fueron condenados a 37 años y medio.

Los seis imputados son originalmente dirigentes calificados de bases campesinas del Movimiento Agrario Popular.

 

 

Comentarios

In : Agenda