Abdo Benítez sigue en la cuerda floja

No hay comentarios

Por Jorge Zárate

“Yo no sabía”, repitió hasta el hartazgo en diversas entrevistas con medios gráficos y radiales el presidente Mario Abdo Benítez. De esta forma intentó estructurar una defensa inverosímil de su actuación durante las negociaciones del Acta Acuerdo que firmara Paraguay con Brasil sobre la contratación de energía de la represa hidroeléctrica de Itaipú.

Ese documento, contrario a los intereses del país obligaba a Paraguay a pagar unos 270 millones de dólares más por año por contratar energía e impedía la posibilidad de que el país ofreciera paquetes de energía para la instalación de industrias electrointensivas, un viejo anhelo nacional.

Por esa rúbrica, por los escandalosos entretelones del acto diplomático, donde el 6/8 se conocieron mensajes de WhatsApp donde Abdo Benítez presiona al entonces presidente de la Administración de Electricidad (Ande) a firmar el documento: «“PEDRO, apura solución ANDE Electrobras. Está todo parado. Tenemos que mover la economía, Itaipú es una herramienta. No se puede ganar en todo en una negociación”, le escribe el mandatario.

El intercambio de mensajes deja en claro que Abdo Benítez sabía más de lo que reconoce y que actuó mal por impericia, negligencia o movido por intereses ocultos. El diario Abc Color al que se filtraron los mensajes comentó: «El 23 de junio ocurre una conversación que demostraría que Abdo Benítez estaba al tanto de la negociación con el grupo Leros, la empresa brasileña que está en el ojo de la tormenta por haber sido, presuntamente, apadrinada por el vicepresidente Hugo Velázquez y su abogado, Joselo Rodríguez. Ferreira dice al Presidente Abdo Benítez que debía recibir a dos grupos brasileños que debían venir desde Brasil a comprar energía paraguaya y escribe (sic): “el que hablamos con el Vicepresidente y otro que está en conocimiento Ullón (NDR: Julio, jefe de gabinete de Abdo Benítez)”. Esto indicaría que lo conversado sobre la empresa brasileña con Hugo Velázquez, ¿fue en presencia del Presidente de la República?».

De acuerdo a otros mensajes, la empresa Leros Energia e Participaçoes S.A., tendría vinculación con la familia de Bolsonaro, lo que ya motivó un pedido de informes del Partido de los Trabajadores en el Congreso del Brasil.

Ante la confirmación de los malos actos, los diputados de la oposición paraguaya presentaron el 6/8 por la mañana el libelo acusatorio de 172 páginas para iniciarle un proceso de juicio político al presidente, a su vicepresidente Hugo Velázquez, y al ministro de Hacienda, Benigno López, que a la sazón es medio hermano de Abdo Benítez.

Sin embargo la oposición no tiene número para hacer prosperar el impeachment, ni en diputados donde se requieren 53 votos de 80 que componen el cuerpo; ni en senadores donde se necesitan 30 votos de 45 del total, por lo que se entiende que se desestimará en la votación que puede ocurrir el 8/8.

Fue clave para esta situación el cambio de posición del ex presidente Horacio Cartes, rival interno de Abdo Benítez en el oficialista Partido Colorado (Asociación Nacional Republicana (ANR), su nombre oficial) que en principio dispuso que se votara a favor del juicio político, pero que después diera marcha atrás ante la “anulación” del documento dispuesta por Jair Bolsonaro, presidente del Brasil.

En la siesta del 6/8, tras una reunión en la mansión de Cartes en Asunción, el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, aseguró que Honor Colorado, nombre oficial del cartismo, ratificó que no apoyaría el juicio pero que darían ingreso al libelo acusatorio.

“Queremos que se investigue más y luego veremos que decisión tomar. Hoy quien le salvo a este gobierno es Honor Colorado”, dijo. “No estamos apañando nada, no vamos a aceptar nada de este Gobierno. Simplemente, ellos necesitan derecho a la defensa y con todos estos datos que aparecieron hoy, que la comisión bicameral investigue y que se respete el debido proceso”, agregó.

Mencionó también que un par de legisladores de la bancada que estaban en contra de la postura de salvar a Abdo Benítez “finalmente entendieron que eso no es bueno para el país y que tampoco creen conveniente entregar el gobierno a gente de otro partido político”.

Como el pedido de juicio es para presidente y vice, la doble acefalía determina que se activa la línea de sucesión que continúa con el presidente del Congreso, el senador Blas Llano, del Partido Liberal (PLRA), otra de las razones por las que los colorados decidieron mantener el control del estado que manejaron por más de 70 años (desde 1947) con la breve interrupción del gobierno de Fernando Lugo 2008/2012, que completara su vicepresidente el liberal Federico Franco hasta el 2013.

La prebendaria estructura estatal es como un coto de caza para la ANR que es un verdadero partido estado comparable con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México.

Dirigentes de base se reunieron en estos días y están en constante movilización para respaldar la continuidad de Abdo Benítez a como dé lugar.

En uno de esos actos, la titular de Petróleos Paraguayos (Petropar), Patricia Samudio, llevó a un grupo importante de cañicultores de distintos departamentos para apoyar al presidente.

Allí, en el contacto con las bases, “Marito”, como se lo conoce popularmente al jefe del Ejecutivo se explayó: “Que hagan rápido el juicio y se termine. A lo mejor nos vamos todos o a lo mejor nos quedamos a seguir trabajando con ustedes”.

Comentarios