Usaid vetó financiación a organización por diferencias «políticas»

Violando las bases de un concurso administrado por una organización supuestamente autónoma censuró proyecto comunicacional.

El ente norteamericano apuesta con diversos programas y proyectos, tanto en el sector privado como público,  al fortalecimiento de la «democracia» en Paraguay.

La USAID es acusada de ser un soporte de la CIA.

La Asociación de Radios Comunitarias y Medios Alternativos del Paraguay (Voces Paraguay), se presentó a un importante concurso de la ONG Semillas por la Democracia, con un proyecto que apostaba «a la construcción participativa de una propuesta de ley sobre comunicación».

Según Alicia Stumpfs, coordinadora adjunta de Voces, el mismo básicamente proponía realizar una serie de discusiones y foros en diversos departamentos para discutir y proponer una nueva ley de telecomunicaciones. En estos momentos corre en el parlamento un proyecto de ley presentado por el diputado oviedista David Ocampos que no tuvo en cuenta a ningún elemento de la sociedad civil para su redacción.

Usaid dice no.

Voces recibió un nota el 6 de agosto vía email informando sobre los resultados del concurso, donde les informaban que el proyecto no fue aprobado porque no cumplió con los puntajes, sin embargo en entrevista con los directivos de la institución, estos les habrían comunicado que el proyecto en verdad obtuvo el tercer puesto en mejor puntaje, entre los 50 presentados, por la consistencia y calidad de la propuesta. Sin embargo, no será financiado debido al veto de la Agencia USAID, según denuncian.

Razones políticas e ideológicas.

El coordinador general de Voces, Rubén Ayala, afirma que Usaid no dio ninguna explicación del porque, pero respondería a motivos políticos. Según Ayala, Voces es una organización popular que plantea el derecho a la comunicación, un tema sensible, que afecta poderosos sectores empresariales, y por ahí vendrían los motivos.

Alicia Stumpfs está de acuerdo en que la decisión tendría una motivación ideológica, por la discusión crucial que ellos plantean sobre la redistribución de medios y la democratización.

Colador ideológico.

Alicia Stumpfs, coordinador adjunta de Voces.

Por otra parte, Stumpfs afirma que ellos depositaron su confianza en la trasparencia del proceso del concurso de la ONG paraguaya. «Las bases del concurso no hablaban que los proyectos pasarían por el colador político ideológico de la USAID, creiamos en el proceso y preguntamos en la primera actividad que nivel de autonomía iba a tener Semillas en este tema clave de la sociedad». En las bases del concurso no figuraba que se estaría sujeto al visto bueno de la financiadora. Rubén Ayala agrega que la decisión fue arbitraria y que no existen argumentaciones técnicas.

Por otra parte, los referentes de Voces también dicen que se desmerita el trabajo de los profesionales paraguayos que actuaron de jueces y dieron su aprobación.

Semillas.

Finalmente, por medio de un pronunciamiento, Voces Paraguay afirma lamentar que la directiva de la organización Semillas por la Democracia se someta a un financista, quien de alguna forma es un “aliado circunstancial” y recriminan que no se posicione frente a temas como el planteado trabajar en este proyecto, la democratización de los medios en Paraguay, «que requieren ser tratados en este país que necesita y merece una verdadera democracia».

Rubén Ayala, coordinador de Voces.

EEUU contra la democratización de la comunicación.

A nivel internacional es conocida la política norteamericana respecto a la democratización de la comunicación. A fines de los años 70, tras la presentación del polémico informe sobre las comunicaciones en el mundo en el seno de la UNESCO, conocido como Informe Mc Bride, quedaba en evidencia la concentración de los medios, recursos y flujos informativos y de comunicación en manos de países desarrollados encabezados por EEUU. Ante esta situación, los países subdesarrollados llevaron a la UNESCO las discusiones sobre la necesidad de democratizar las comunicaciones en el mundo, y establecer políticas nacionales en los países para tener mayor autonomía. Fue en este proceso que EEUU renunció a la UNESCO dejándolo en crisis, e imposibilitando que tuvieran éxito las propuestas de democratización en la comunicación.

La agencia.

Por otra parte, la agencia de cooperación del gobierno de EEUU, USAID, tiene diversas denuncias en el continente, acusada de ser un ente de espionaje, injerencia y desestabilización en países que no siguen la línea política estadounidense. En los últimos años, las principales denuncias han venido de Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Comentarios

Publicá tu comentario