Urge un sistema integral de transporte público

Por César Centurión 

El arquitecto Galo Reinaldo Bogarín.

El arquitecto Galo Reinaldo Bogarín.

Hace tiempo se sabe qué hay que hacer para resolver el problema del tránsito, pero no se hace. “No hay voluntad política”, dice el arquitecto Galo Bogarín Alén. Algo que también se sabe. Las soluciones técnicas están, pero no se aplican. En efecto, el lobby transportista e inmobiliario, entre otros factores, opera arduamente para que no puedan ser implementadas.

Es conocida la campaña de ABC Color contra el metrobús, que hubiera además hecho mejoras sobre el lúgubre paisaje de la avenida Eusebio Ayala. Al propietario, Aldo Zuccolillo, no le importa el desarrollo de esa zona y prefiere que el mercado de consumidores vayan a comprar a Villa Morra y el Acceso Norte, zonas donde tiene sus más grandes centros comerciales.

Asimismo, el gremio de los transportistas, con el Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) a la cabeza, tampoco ve con buenos ojos la implementación del transporte fluvial, ni reactivación del ferrocarril ni los buses articulados con carriles exclusivos.

Asunción tiene apenas 544.309 habitantes, pero a diario ingresan unas 1.000.000 personas, un tercio de la población del área metropolitana. Central es el departamento con mayor densidad poblacional y a diario un gran flujo de personas deben trasladarse al Centro de la capital para trabajar, estudiar, hacer trámites administrativos, judiciales, actividades de ocio, consultas médicas, etc.

“Asunción no se va a solucionar sola”, remarca Bogarín Alén sobre la necesidad de un trabajo a largo plazo y coordinado entre la comuna de la capital y las de Gran Asunción. Además de potenciar las clínicas periféricas, escuelas, colegios, universidades y juzgados, es necesario que la gente deje de transportarse solo en auto o en bus por las desbordadas avenidas de acceso: Mariscal López, España, Félix Bogado, Eusebio Ayala, Fernando de la Mora y Transchaco-Artigas. Además de ello, la flota de buses actuales en su mayoría es obsoleta, y muy contaminante por el estado mecánico y la baja calidad del diesel que utiliza.

Ciudades como Villa Elisa tienen una descuidada y subutilizada costa al río Paraguay.

Ciudades como Villa Elisa tienen una descuidada y subutilizada costa al río Paraguay.

El río Paraguay ofrece muchas posibilidades y podría absorber una parte importante de este flujo con ferries que lleguen al puerto de Asunción desde ciudades como San Antonio, Villa Elisa, Lambaré y Mariano Roque Alonso. También está el demorado proyecto de tren ligero que utilice el antiguo trayecto de Asunción, Luque, Areguá e Ypacaraí, que totaliza un recorrido de 44 km y que según los números de los estudios de factibilidad transportaría diariamente a 250.000 personas.

Sistemas radiales

En cuanto a las soluciones inmediatas, señala que hay que abrir nudos en los sistemas radiales que traban el tránsito en las colectoras principales. El arquitecto dice que con unos pocos enlaces que descongestionen Kubitschek, Brasilia, Defensores del Chaco, Choferes del Chaco, que son las que atraviesan los corredores de acceso, se lograría agilizar el tránsito.

Es preciso también reglamentar los horarios de tránsito de los camiones pesados y el traslado fuera de los centros urbanos de establecimientos como los frigoríficos. Una muestra la brinda la planta ubicada en la zona de Artigas, que además de parar el tránsito con el ingreso y salida de trasganados, degrada el ambiente arrojando sus residuos sin tratamiento alguno al arroyo.

Un cambio en la hora de ingreso en las instituciones públicas y colegios también podría ayudar a descomprimir el horario de las 7:00, moviéndola a 7:30 u 8:00 a fin de redistribuir la masa de personas que en su mayoría deben llegar al centro a la misma hora.

Pero Galo Bogarín insiste en que la solución de fondo es la impostergable diversificación de los medios de transporte a fin de desplazar al caro, ineficiente y contaminante sistema actual.

Comentarios

Publicá tu comentario