Una mujer encabezó la marcha de la FNC por primera vez en la historia

Teodolina Villalba, la nueva secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), lanzó fuertes críticas contra el sistema de salud actual, entre otras cuestiones.

Teodolina dirigiéndose a la masa campesina, durante el acto central de esta mañana, jueves 29 de marzo de 2012. Fotografía: Base IS.

Por Jorge González y Cristian Silva para Base IS.

Tras la actividad, 5 mil agricultores vuelven a sus bases habiendo dejado en el Ministerio de Agricultura y Ganadería un pedido de fondo de dinero que les proteja en posteriores casos de sequías y heladas. En sus comunidades les espera una muy dura realidad, tras la merma de hasta un 80% de sus rubros de venta y alimentación.

Teodolina Villalba, la nueva secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), lanzó fuertes críticas contra el sistema de salud actual, que sigue permitiendo que mujeres mueran por causas tan básicas como complicaciones durante el parto. También cuestionó a las mujeres con cargos decisivos en el gobierno.

Fue al finalizar el acto central de la XIX Marcha del Campesinado Pobre, de la organización campesina, que este año, a más de las históricas reivindicaciones de reforma agraria y desarrollo nacional, puso énfasis en medidas más a tono con la coyuntura, como el pedido del seguro agrícola y una fuerte crítica contra la concentración de tierras y tierras mal habidas.
Fundada en 1991, en sus 20 años de lucha, Villalba es la primera mujer que encabeza la poderosa organización nacional de agricultores y agricultoras. A continuación, sus declaraciones sobre algunos puntos:

Sequía

–¿En qué consiste el seguro agrícola que pidieron?

–Incluye un fondo de garantías formado con aportes anticipados en menor grado por los agricultores y menor porcentaje por el Estado. Presentamos el proyecto la semana pasada al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

–¿Cómo sintieron la sequía en las bases?

–Los cultivos salieron mínimamente en nuestras bases, y es duro eso porque el pequeño agricultor se vio afectado en su renta y autoconsumo. El algodón, por ejemplo, salió 300 a 400 kilos por hectárea, cuando en otros tiempos alcanzábamos los 1.500 y hasta 2.500 kilos por hectárea. Y también así el maíz, maní, mandioca, incluso la mandioca, que es la más resistente, salió raquítica. Entonces hay una preocupación grande en las familias porque, además de lo dicho, no podrán pagar sus créditos.

–¿Vinieron menos este año?

–Nosotros decimos que estamos más, entre 5 mil. En comparación con los primeros años, sí estamos menos.

Mujeres 

–¿Cuál fue tu análisis sobra las ministras en este gobierno…?

–Algunas suben como ministras y no dan resultados. No tienen análisis de género. Y siguen muriendo mujeres. No hay políticas claras. Por ejemplo, en salud, en los puestos de salud se fortaleció solamente la APS. La política de esto es prevenir, y eso está bien, pero muchas veces ya llegamos enfermas y no nos pueden atender. APS entonces resta recursos para atender cosas que se desencadenaron, porque sólo trabajan en prevención. Entonces hay problemas en nuestros centros de salud.

–¿Hay un proceso de mayor protagonismo de la mujer en la FNC?

–Sí, hay un proceso de debate. Las mujeres siempre participan de la lucha, pero asumen pocas responsabilidades. Entonces eso pusimos en debate en la organización y las compañeras estamos tratando de entender que eso no está bien, que hay que agarrar más responsabilidades para ir conquistando espacios dentro de la lucha.

–¿Hay más compañeras con direcciones?

–Sí, hay. Todas las regiones tienen participación.

–¿Y los varones también participan de este proceso?

–Y debaten también. Siempre hay los que no ven bien, pero van entendiendo, a medida que nosotras asumimos más responsabilidades. Mediante el debate mixto, porque no es que nos apartamos las mujeres a debatir, sino lo hacemos entre mujeres y varones, conjuntamente.

–¿Qué es lo que más necesita la mujer campesina? ¿Qué es lo más sentido por ellas?

Lo que más necesitamos es salud, salud maternoinfantil. Eso es lo que más sienten las compañeras. Tenemos compañeras que deben salir kilómetros para trasladarse a hacerse tratar, y muchas veces cuando logran salir, ya mueren por complicaciones de parto… No hay transportes, ambulancias, remedios, puestos de salud.

Proceso electoral

–¿Cómo están viendo las fórmulas y los arreglos que van surgiendo con miras al año electoral de 2013?

–Nosotros debatimos en la organización. Siempre es una preocupación. Siempre los candidatos, las candidatas, manejan la realidad, pero una vez que suben, se olvidan del pueblo. Eso reclamamos. El que sube nomás hace lo suyo y siempre queda el pueblo de lado. Nosotros, nosotras, no estamos de acuerdo con eso. No es que estemos contra el voto, sino contra la forma de participación que ellos, ellas, disponen, con sus leyes para justificarlos, y usan a la gente. Hay mucha gente necesitada en nuestro país que quiere el cambio. Y se les usa para legitimarse.

–¿Y con vistas a 2013?

–Nosotros, nosotras, siempre seguimos exigiendo y aclarando cómo son ellos, ellas (los candidatos, las candidatas). Estaremos con el voto protesta, el voto por la reforma agraria.

–¿Van a mantener esa postura, sea quien sea el candidato?

–Sí, sea quien sea.

Tierras mal habidas

–¿Puede haber resultados en la recuperación de tierras mal habidas? ¿En qué creés que terminará?

–La intervención difícilmente dé resultados. INDERT es la institución que más veces cambió sus autoridades, supuestamente para solucionar las cosas. Siempre hay mucho movimiento, pero al final todo queda en la nada. Eso nos preocupa. Si es que están interviniendo para hacer bien las cosas, eso está bien. Pero casi siempre hacen ruido un rato y después nada.
–De la reforma agraria se habla mucho, ¿cuál debe ser su primer paso?

–El primer paso es distribuir la tierra y ahí ya nos encontramos con el primer problema: de dónde va a salir esa tierra, porque los grandes propietarios no van a ceder. Si alguien no se arremanga y se mete en esto… Lugo dijo en sus promesas electorales: “No importa por las tierras de quién comience, vamos a hacer la reforma agraria”, pero una vez que asumió, su entorno… Nosotros le dijimos que si hacía eso, mucha gente iba a sentirse a su lado y él iba a sentir mucha gente a su lado. Pero ahí la estructura que había encaminó las cosas por otro lado. Y siempre se deja abandonado al pueblo.

–¿Este gobierno es uno más para el campesinado?

–Sí, uno más.

Impunidad

–Hace 13 años ocurrió lo del Marzo Paraguayo, donde murió un compañero de ustedes. Hoy vemos mucha impunidad…

–Hay demasiados casos así. Siempre hay. Nosotros tenemos varios compañeros asesinados, no solamente en Marzo Paraguayo. Hay muchos, en cierre de ruta, ocupaciones…y no hay responsables. Pero el principal responsable es el gobierno. Los gobiernos son los responsables. Y quedan así nomás.

Jopói

–Ahora vuelven a sus bases sin cultivos de alimento y rubro. ¿Qué harán?

–Y vamos a reunirnos para ver cómo nos ayudamos y cómo vamos exigiendo, especialmente al MAG, para que desarrolle una política de apoyo. Ahora nos preparamos para sembrar de nuevo, pero no sé si vamos a resistir seis meses más sin productos.

–¿Qué respondió el MAG sobre el pedido de seguro?

–El ministro dijo que es muy lindo y necesario, que van a ver cómo se acercan.

Fuente: Base Investigaciones Sociales (www.baseis.org.py).

Comentarios

Publicá tu comentario