Una final que no es casualidad

Paraguay y Uruguay protagonizarán la final de la Copa América este domingo desde las 15.

Hace poco más de un año se producía la dolorosa eliminación paraguaya en el mundial de Sudáfrica a manos de España, fue dolorosa por las circunstancias que rodearon al partido, partido donde nuestra selección no mereció perder, es más tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja, pero Casillas contuvo el remate de Tacuara Cardozo, lo cierto y lo concreto es que Paraguay cayó, confirmando su imagen de equipo combativo, al cual para vencerlo había que extremar recursos.

Despues de la eliminación y a juzgar por la actuación albirroja, en las redes sociales se comenzó a expandir la idea de que Paraguay podía ser campeón de América, generando optimismo entre los compatriotas y una que otra burla por parte de los opositores a tal idea.

Ya sea por efecto premonitorio de las redes sociales o por la cuota de fortuna, Paraguay está reglamentariamente en la final de la Copa América y se enfrentará a un seleccionado futbolísticamente similar y con un amplio conocimiento de estas instancias como es Uruguay, ganador en 14 ediciones del tradicional torneo.

Guaraníes y charrúes definirán una nueva edición de la Copa América

La selección paraguaya según especialistas en la materia llega visiblemente disminuida en sus fuerzas, por el desgaste de dos tiempos suplementarios más penales, y más aún por la pobre exposición exhibida tanto ante Brasil y Venezuela, donde la heroica resistencia guaraní llevó ambos juegos hasta la definición en los doce pasos, para finalmente salir victoriosa.  Ambas batallas dejaron heridos y expulsados, por lo que Paraguay no tendrá el 100% de su potencial, al equipo titular lo conoceremos recién este domingo 24 a las 15 hs.

Los charrúas pisarán el estadio Antonio Liberti con el propósito de rubricar el gran momento que vive el fútbol uruguayo, obteniendo un histórico cuarto puesto en el mundial pasado, y el reciente sub campeonato de Peñarol en la Copa Libertadores, amparándonos siempre en la teoria, Uruguay figura como la favorita, por su capacidad de marca y el poderío ofensivo de la dupla Forlán, Suárez. El equipo confirmado por el maestro Tabárez es el siguiente: Muslera; Pereira, Lugano, Coates, Cáceres; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Diego Pérez y Álvaro Pereira; Forlán y Suárez.

Gane quien gane esta final no cabe duda de que el vencedor será digno de la Copa América, ya que los finalistas no llegaron a esta instancia por casualidad, ambos contendores demostraron que la humildad y el trabajo sacrificado a la larga terminará triunfando por sobre la soberbia y el ñe´ê rei. Para desdicha de los quedaron por el camino.

Comentarios

Publicá tu comentario